Gavi renueva con el Barcelona hasta el 2026

Europa Press BARCELONA

DEPORTES

AFP7 vía Europa Press | EUROPAPRESS

Tendrá una cláusula de rescisión de mil millones de euros

15 sep 2022 . Actualizado a las 09:31 h.

El Barcelona tiene Gavi para rato. El conjunto culé hizo oficial el martes la renovación del joven centrocampista, de apenas 18 años, hasta el año 2026, con una cláusula de rescisión antijeques de 1.000 millones de euros. De este modo, se pone fin al tira y afloja llevado a cabo desde que comenzó la negociación entre ambas partes y los azulgranas se aseguran a un jugador que ya empezaba a llamar la atención a los clubes más poderosos del Viejo Continente. El de Los Palacios es el presente y, ahora más que nunca, el futuro de la entidad.

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico.

«Gavi no me sorprende, lo veo entrenar cada día. Es trabajo duro, disciplina y corazón. Ha sido el mejor del partido por su intensidad, por cómo lucha, por los pases y por la presión alta. Su intensidad nos da mucho», aseguró Xavi hace dos semanas tras imponerse el Barcelona de forma holgada en el Ramón Sánchez Pizjuán. Ese día brillaron Lewandowski, Raphinha, Dembélé y Pedri, pero por encima de todos ellos estuvo un joven de solo 18 años. Gavi fue el MVP de ese encuentro y su entrenador no dudó en deshacerse en elogios con un jugador que ha derribado la puerta antes que nadie y que por entonces ya era una prioridad absoluta en los despachos del Camp Nou.

Y es que la renovación de Gavi era una cuestión prioritaria para Joan Laporta. El Barça ha trabajado durante los últimos meses por alcanzar un acuerdo con Iván de la Peña, representante del jugador, y lo ha hecho llegando hasta el punto de vivir momentos de tensión. «Hace mucho tiempo que su representante tiene la oferta sobre la mesa. Las noticias que tenemos son que está comparando y en algún momento deberá decir alguna cosa», aseguró el máximo mandatario culé en un cruce de declaraciones que parecía que podía llevar al traste la continuidad del jugador andaluz.

Hoy toda esa tensión es historia. Gavi es ya un jugador fundamental en la plantilla culé y como tal firmará este miércoles en el Camp Nou una ampliación de contrato hasta el año 2026. El nuevo acuerdo traerá consigo un blindaje en forma de cláusula de rescisión de 1.000 millones de euros, una cifra idéntica a la que ya tienen otras grandes joyas del club como Ronald Araujo, Pedri o Ansu Fati.

Un bálsamo

La renovación de Gavi llega menos de 24 horas después de que el Barça sufriera la primera derrota del curso. El equipo de Xavi cayó en Múnich en un encuentro en el que no negoció su estilo, en el que creó infinidad de ocasiones pero en el que le faltó el gol para llevarse un encuentro que le permitía dar un golpe encima de la mesa. «Cuando perdonas en la Champions, lo acabas pagando. Hemos sido mejores que el Bayern. Era un día para ganar y hemos perdonado demasiado. Ellos no perdonan», aseguró Xavi en rueda de prensa tras el choque.

Y es que el Barcelona hizo en Múnich un partido para volverse con un sabor agridulce. Los culés lograron durante muchos minutos jugar sin complejos en el Allianz Arena y se demostraron a sí mismos que el modelo de Xavi puede funcionar en un gran escenario, pero el resultado fue el mismo que en anteriores ocasiones, una derrota. En esta ocasión la culpa la tuvo una falta de puntería que parecía más que resuelta en los últimos partidos. Lewandowski y Pedri las tuvieron de todos los colores pero fueron incapaces de romper un mal fario que crece y crece tras cada visita al Bayern.

Viajar a Múnich se ha convertido para el Barcelona en una visita al dentista. Han jugado siete veces en Alemania ante el Bayern y el bagaje es de dos empates y cinco derrotas, algunas tan dolorosas como el 4-0 de 2013 en semifinales de Champions League o el 3-0 de la pasada temporada en el que los de Ronald Koeman no tuvieron ninguna opción. Aquel día se pudo ver un Barça que ya no competía en Europa, un equipo, si se quiere ver el vaso medio lleno, a años luz del que cayó este martes con solo un tanto de diferencia respecto al del neerlandés.