Piqué firmó un contrato de 142 millones en cinco años

La Voz REDACCIÓN

DEPORTES

AFP7 vía Europa Press

Exigió ganar más que Sergio Ramos y se garantizó unos honorarios de 28,4 millones brutos por temporada

22 sep 2022 . Actualizado a las 16:48 h.

Gerard Piqué exigió al ex presidente del Barcelona, Josep María Bartomeu, convertirse en el central mejor pagado del mundo cuando renovó su contrato en enero del 2018, una petición a la que el mandatario accedió, según la información que ha hecho pública el diario El Mundo con la rúbrica de un contrato de 142 millones de euros brutos en cinco años, que se aplicó desde la temporada 2017-18 hasta la 2021-22. Piqué solicitó, según fuentes próximas a la negociación, ganar más que Sergio Ramos —entonces en el Real Madrid— y se garantizó unos honorarios de 28,4 millones brutos por temporada, que podrían incrementarse con varios pluses por objetivos. De esta forma Piqué, que obtuvo unos 15 millones netos al año, superó los 12,5 que percibía el central blanco.

Un bonus fiscal extra

En el cálculo de los emolumentos, el Barcelona incluyó lo que se denomina bonus fiscal para compensar las actas que Hacienda había levantado contra el futbolista por una reclamación de IVA que, elevadas a bruto, ascendían hasta los 7,1 millones de euros. «En cuanto al bonus fiscal, lo he repartido entre la imagen y laboral. He cogido los importes firmes y el acuerdo de las facturas no pagadas del 2016, elevadas al bruto del 10,89 %. Creo que el criterio es defendible», explicó a los servicios jurídicos del club el directivo del Barcelona Ángel Rocamora, que se encargó de la negociación del contrato con Arturo Canales, agente del jugador,

La llegada de la pandemia provocaría varios recortes y modificaciones en el contrato. Piqué accedió en junio del 2020, al igual que varios de sus compañeros, a pactar un recorte salarial puntual. Según anunció Leo Messi, esa cantidad alcanzó el 70% del salario fijo durante el estado de alarma decretado por el Gobierno, que llevó al club azulgrana a aplicar un ERTE a sus empleados.