Brasil se divierte y asusta (4-1)

Antón Lestón LA VOZ

DEPORTES

Rungroj Yongrit | EFE

Dos goles antes del cuarto de hora descosieron a Corea del Sur, que aprovechó la relajación de los verdeamarelos en el segundo tiempo

06 dic 2022 . Actualizado a las 09:59 h.

Había algunas dudas respecto a la selección brasileña. La espectacular nómina de atacantes no se reflejaba en los mínimos marcadores, Alisson aún no había tenido trabajo y Neymar volvía entre algodones. Pero, de un plumazo, todas se convirtieron en certezas. Once fueron exactamente los minutos que le hicieron falta a la Seleçao para desdibujar el plan coreano y confirmar su candidatura a ser campeón. Alentados por Pelé desde el Hospital Albert Einstein de Sao Paulo, los brasileños recuperaron su fórmula del éxito, con la que el propio Rei cambiara la historia del combinado nacional en 1958: el juego alegre y ofensivo.

Tite lo tuvo claro desde el inicio. Con Neymar de vuelta, convenía ponerlo todo a su disposición. Paquetá, su mejor socio en el centro del campo, volvió a acompañar a Casemiro y fue Danilo el jugador que dio equilibrio incorporándose a la medular cuando los suyos volaban hacia arriba. Paulo Bento, por su parte, no se amedrentó y planeó un duelo de igual a igual que pronto se rompió por dos disparos en el pie. El primero, de Jaesung, que propició un rebote que aprovechó Raphinha para colarse hasta línea de fondo y encontrar en el segundo palo a Vinicius, que hizo el 1-0 con una pausa previa que parecía imposible hace no tanto. El segundo error fue de Wooyoung, al que se adelantó Richarlison cuando el coreano iba a despejar para provocar un penalti que no erró Neymar.

Sin nada que perder, los asiáticos se fueron arriba y pudieron recortar distancias con un gran disparo de Heechan, que obligó a Alisson a realizar su primera intervención en el campeonato. La respuesta fue de Richarlison, que dio tres toques al balón con la cabeza, se la pasó a Marquinhos al borde del área, y la mandó a la red tras una asistencia al primer toque de Thiago Silva. Otra vez lo intentó Heechan, pero otra vez apareció el portero del Liverpool y otra vez contraatacaron los de amarillo: Paquetá, de primeras, marcó el cuarto tras un buen centro de Vinicius. Ya hasta Tite se atrevía a bailar con sus pupilos.

Raphinha, obsesionado

Y más que pudieron hacerlo, pues tanto antes como después del descanso el gran protagonista fue Seungyiu, que evitó el quinto. Sobre todo a Raphinha, obsesionado con hacer su primer gol en la Copa del Mundo. A partir del minuto 60, Brasil se centró en Croacia y olvidó a un rival que quiso marcharse de Catar con buenas sensaciones. Y lo hicieron poniendo en aprietos a una defensa inexpugnable hasta entonces. La tuvo Son, pero sería Seungho Paik el que haría el golazo del encuentro, con una volea desde fuera del área.

Tite aprovechó para dar descanso a sus mejores jugadores y hasta dio la oportunidad al portero Weverton, el único que quedaba sin jugar en la convocatoria. Neymar aguantó ochenta minutos y no dio síntomas de dolor. Militao no vio la tarjeta que le impediría jugar los Cuartos. Todos felices. Brasil enseñó sus armas y, como siempre, son más peligrosas cuando las portan con una sonrisa.

 Ficha técnica

BRASIL (4): Alisson (Weverton, min. 80), Militao (Dani Alves, min. 63), Marquinhos, Thiago Silva, Danilo (Bremer, min. 72), Casemiro, Paquetá, Raphinha, Neymar (Rodrygo, min. 81), Vinicius (Martinelli, min. 72) y Richarlison.

COREA DEL SUR: Seung-Gyu, Moon-Hwan, Min-Jae, Young-Gwon, Jin-Su (Chul, min. 46), In-Beom (Seung-Ho, min. 65), Woo-Young (Junho, min. 46), Jae-Sung (Kang-in Lee, min. 75), Hee-Chan, Heung-min Son y Gue-Sung (Ui-Jo, min. 80).

GOLES: 1-0, min 7: Vinicius Jr; 2-0, min. 13: Neymar, de penalti; 3-0, min. 29: Richarlison; 4-0, min. 36: Paquetá; 4-1, min. 76: Seung-Ho

ÁRBITRO: Clement Turpin (FRA). Amonestó al coreano Wooyoung.

INCIDENCIAS: Partido de octavos de final disputado en el 974 de Doha.