FADE prevé una segunda fase en la fuga de empresas catalanas con traslados de centros productivos

La patronal asturiana confía en que más compañías, entre ellas dos de consumo, sigan los pasos de Volotea. Está abierta la opción de que una de ellas traiga su producción a Asturias

Oficina de Volotea
Oficina de Volotea

Redacción

Lejos de llegar la calma, la tormenta política se recrudece en Cataluña. El desafío secesionista ha generado un clima de incertidumbre que los empresarios quieres evitar. Por ello, más de 1.000 sociedades ya han cambiado su sede social, una decisión que, según la patronal asturiana, es el primer movimiento de una serie de actuaciones que pueden finalizar con la deslocalización de los centros de producción. Volotea ya ha anunciado que se muda a Asturias y la Federación Asturiana de Empresarios (FADE) trabaja para que más sociedades sigan su ejemplo. Entre las que están barajando esa opción hay dos del sector del comercio. Y es posible que una de ellas tome una decisión de más calado, ya que está analizando la posibilidad de traer su producción al Principado.

«Lamento la situación de Cataluña, pero no creo que estos traslados de sede vengan solos, creo que es un primer paso y que va a costar mucho que vuelvan a Cataluña», ha reconocido Pedro Luis Fernández, presidente de FADE, quien prevé una segunda fase en la fuga de empresas de Cataluña. Los empresarios quieren estabilidad para sus negocios, y la situación sigue enquistada sin que se vislumbre una solución a corto plazo. Por ello, ya son muchos los que se han decidido a abandonar la comunidad autónoma, pero todo apunta a que serán muchos más si finalmente el Parlament declara la independencia unilateralmente. «No creo que sea solo un cambio de sede social, en el futuro también se trasladarán centros productivos», ha insistido Fernández.

El cambio de sede social ya está teniendo consecuencias económicas para Cataluña, pero los políticos han quitado hierro al asunto alegando que el cambio de sede tiene poco impacto. Entre los perjuicios económicos que tiene la salida de compañías para la economía catalana, el líder empresarial ha recordado que impuestos como sociedades o el IVA son estatales, pero que otros como transmisiones patrimoniales o el impuesto de actividades económicas son autonómicos. Por ello, desde FADE se han puesto manos a la obra para que más empresas sigan el ejemplo de Volotea. «Las que vengan a Asturias se van a encontrar muy a gusto porque tenemos una estructura humana y ambiental atractiva» ha explicado Fernández.

En la misma línea que el presidente de FADE se ha expresado el secretario general de la federación, Alberto González, quien ha asegurado que «hasta ahora las empresas que se han ido de Cataluña han trasladado su domicilio social, pero creo que en una segunda fase, si todo sigue así, las empresas acabarán sacando también sus centros de producción». De hecho, González ha señalado que con una de las empresas que baraja mudarse a Asturias «se está hablando de las dos opciones». Incluso ha dejado abierta la posibilidad a que se produzca el traslado del centro de producción sin la sede social.

 FADE, a pescar en río revuelto

El presidente de los empresarios ha reconocido que no le gusta la situación actual pero considera que el deber de la patronal es jugar sus bazas. No quiere entrar en una guerra entre comunidades, pero está implicándose en la tarea de convencer a las empresas catalanas de las bondades que supone instalarse en Asturias. 

Sus esfuerzos quedaron acreditados cuando, el mismo día en el que el Banco Sabadell anunció que cambiaba su sede social y se especuló con la posibilidad de que escogiese Oviedo, Fernández, se dirigió por carta al presidente del banco, Josep Oliu, para mostrarle «que Asturias estaría encantada de recibirlos». El líder empresarial argumentó que Asturias es «una tierra desde la que podéis seguir siendo un banco de referencia para las empresas españolas y uno de los pilares de nuestro sistema financiero». Aunque finalmente no se decantó por el Principado, está previsto que el próximo año celebre algún consejo de administración en la comunidad autónoma. El papel de Pedro Luis Fernández también fue clave en la decisión de Volotea de aterrizar en el Principado.

Valora este artículo

3 votos
Comentarios

FADE prevé una segunda fase en la fuga de empresas catalanas con traslados de centros productivos