Autónomo, en paro, y cotizando 275 euros al mes para cobrar una pensión de 605 euros

Cientos de asturianos siguen dados de alta a pesar de no tener empleo


Redacción

El incierto futuro de las jubilaciones tiene en vilo a millones de españoles. El miedo a perder poder adquisitivo no distingue de profesiones ni de sexos, pero se agudiza en el caso de los autónomos. La crisis económica ha hecho mella en el colectivo y, al igual que ha ocurrido con miles de empresas, son muchos los que han tenido que cesar su actividad. El problema es que, cuando se encuentran en una edad cercana a la jubilación, muchos de ellos optan por seguir cotizando, aunque no tengan empleo, para evitar que su pensiones caigan drásticamente. Aunque es difícil de cuantificar, en el Principado hay cientos de personas en esta situación. Los que cotizan por el mínimo, la inmensa mayoría de los trabajadores por cuenta propia, pagan 275 euros mensuales para disfrutar de una pensión de 605 euros.

La Encuesta de Población Activa (EPA) del tercer trimestre, elaborada por el Instituto Nacional de Estadística (INE), recoge que Asturias tiene 76.200 autónomos. La cifra no se corresponde con los datos del Servicio Público de Empleo, que en el mes de septiembre contabilizaba 75.080 trabajadores por cuenta propia en la región. Las dos estadísticas utilizan métodos diferentes, por lo tanto resulta imposible hacer una comparación y es complicado cuantificar la cifra exacta de personas en esa situación. Algunas fuentes señalan que la cifra de afectados podría rondar las mil.

Patricia Oreña, presidenta de Trabajadores Autónomos de Asturias (ATA), reconoce que el colectivo no tiene cifras exactas pero que sí que es cierto que hay situaciones de trabajadores que siguen cotizando a pesar de no tener empleo. Eso sí, asegura que son casos en los que el autónomo ha llegado a un acuerdo con la Seguridad Social y que obedece a alguno de estos tres casos: personas que cambian de negocio, los que están cerca de la edad de jubilación o los que que no quieren dejar de trabajar para no perder la tarifa plana. «Los casos que conocemos se deben a alguna de esas tres situaciones. Hay que tener en cuenta que la cuota de autónomos no es precisamente barata y, si no es en esos casos, no tendría explicación».

La inmensa mayoría de los trabajadores por cuenta propia cotiza el mínimos legal. Por lo tanto, los que se encuentran en esta situación, pagan 275 euros mensuales para acceder a una pensión de 605 euros. Menos que el Salario Mínimo Interprofesional. Estos ingresos medios, por 14 pagas anuales, dan como resultado una cantidad anual de 8.460 euros, muy cerca del umbral de pobreza en España, que el año pasado fue de 8.011 euros. «Es una miseria», como viene denunciando la Confederación Intersectorial de Autónomos del Estado Español (CIAE). El organismo advierte que un pensionista en España que haya sido la mayor parte de su vida laboral emprendedor, apenas puede vivir en el actual panorama económico, dado que el índice de inflación, es decir, el incremento del coste de los productos básicos anualmente, ronda el 2%. Eso, en el conjunto de España, en donde la pensión de los autónomos es, de media, un 45% inferior a la de los trabajadores que han cotizado por cuenta ajena. Pero es peor en la comunidad gallega, en donde la paga de un autónomo jubilado es un 60% más baja de media que un empleado retirado del régimen general.

Los autónomos tienen el derecho de acogerse a la jubilación anticipada, aunque los requisitos no lo ponen fácil. Deberán haber cotizado como mínimo 36 años, tener 2 menos de la edad legal de retiro (65 en estos momentos) y justificar que, al menos, 2 años de la cotización han sido trabajados dentro de los 15 inmediatamente anteriores al momento de solicitarla.

En este sentido, la responsable de ATA Asturias considera que es necesaria una labora de «concienciación» para que la gente, en la medida de lo posible, no cotice el mínimo. «Los trabajadores por cuenta ajena cotizan en función de lo que ganan, pero los autónomos, como tenemos opción al mínimo, parece que casi siempre elegimos esa opción», señala la responsable de ATA, quien añade que «tenemos que pensar a futuro y los que puedan, que no todos pueden, deberían cotizar más para aumentar su jubilación».

Valora este artículo

4 votos
Comentarios

Autónomo, en paro, y cotizando 275 euros al mes para cobrar una pensión de 605 euros