Asturias creará 12.300 empleos (precarios) entre 2017 y 2018

Un informe del BBVA Research prevé que se cierre la brecha con el resto de comunidades. El PIB regional crecerá un 2,4% este año y un 2,3% el próximo

Miguel Cardoso, economista jefe para España de BBVA Research, y Yolanda Martínez-Bajo, directora territorial Noroeste de BBVA
Miguel Cardoso, economista jefe para España de BBVA Research, y Yolanda Martínez-Bajo, directora territorial Noroeste de BBVA

Redacción

La economía asturiana acelera su crecimiento y esto permitirá que la región cierre la brecha con el resto de España el próximo año. Al menos este es el pronóstico del BBVA Research, que prevé un crecimiento del 2,4% para este año y del 2,3% para el que viene. Además, según el informe, el Principado creará 12.300 entre 2017 y 2018, aunque seguirán siendo puestos de precarios y marcados por la temporalidad.

La mejora de la economía asturiana se apoya en el crecimiento del consumo, especialmente del privado, la recuperación del sector inmobiliario y las exportaciones, tanto de bienes como de servicios turísticos. Miguel Cardoso, economista jefe para España de BBVA Research, ha destacado como uno de los elementos clave el crecimiento de la demanda interna, que se ha visto favorecido por la mejora de la confianza. «La gente está empezando a hacer inversiones que antes no se atrevía, como la compra de un coche», ha apuntado el responsable del informe como ejemplo de esa recuperación. También se ha impulsado la inversión inmobiliaria, debido en parte a «las reformas implementadas en años anteriores y a la reducción de los desequilibrios acumulados por el sector privado antes de la crisis».

Los principales sectores que impulsan la aceleración en el crecimiento de Asturias son, según BBVA Research, el sector servicios y el turismo, con más dudas respecto a la evolución de la industria y de las exportaciones de bienes. Precisamente el aumento de esas exportaciones en los últimos meses es el otro pilar sobre el que se sustenta la mejora de la economía regional. No obstante el estudio advierte que siguen siendo necesarias reformas que continúen reduciendo los desequilibrios que todavía persisten.

En el bienio 2017-2018 Asturias seguirá creciendo casi un punto por encima de su media desde 1981 y cerrará una etapa de cuatro años con un crecimiento medio cercano al 2,4%. Estos permitirá, según ha señalado Cardoso, que «se cierre la brecha con el resto de España», ya que para el conjunto del país el informe prevé un crecimiento del PIB del 3,1% en 2017 y del 2,5% en 2018. En su opinión, esto «probablemente» revertirá el problema de la migración de Asturias, atrayendo más inmigración, y afectando de manera positiva al envejecimiento de la población.

A pesar de esos pronósticos, existen ciertos riesgos que amenazan ese crecimiento. Desde el BBVA Research destacan factores como los atentados terroristas de agosto en Cataluña, la situación política en esa comunidad autónoma -aunque rebaja el impacto del desafío secesionista a una caída de entre el 0 y el 0,5% en España y, aún menos en Asturias debido a que es el octavo socio comercial y no tiene una fuerte exposición-, y el previsible retraso en la aprobación de los Presupuestos Generales de 2018. Además, afectan otros aspectos de la coyuntura internacional como los bajos tipos de interés, el precio del petróleo y el crecimiento global de la UE. Dentro de España afectará si se logra mantener una prima de riesgo reducida o no.

Empleo

El informe pronostica que, si se cumplen las previsiones de crecimiento, Asturias creará 12.300 empleos en el bienio 2017-2018. De esta forma, la tasa de paro se reducirá al 11,2% a finales de 2018. Con todo, son cifras que nada tienen que ver con las de 2008, el año que marca el estallido de la crisis. 

Cardoso ha destacado los efectos que, a su juicio, ha tenido la reforma laboral en el mercado de trabajo. A pesar de ello, el empleo creado es «precario» debido fundamentalmente a la alta tasa de temporalidad. Para corregir esta situación, el economista jefe de BBVA Research propone dar una vuelta de tuerca a la reforma laboral. «Proponemos un aumento en el coste de la indemnización por despido en los contratos temporales y una rebaja en las de los indefinidos. Creemos que en los temporales podría ser de 20 días y en los indefinidos de 8 días el primer año, 12 el segundo, 16 el tercero y 20 el cuarto», ha explicado. De esta forma, se reducirían las diferencias entre los dos tipos de contrato.

Diferencias dentro de Asturias

El informe señala que la aceleración del crecimiento no es uniforme en toda la comunidad autónoma. «En Oviedo la caída a consecuencia de la crisis ha sido menor y la recuperación está siendo más intensa que en el resto de áreas urbanas y en el resto de Asturias», ha afirmado Cardoso. Esto se debe a que la recuperación ha sido «mayor» en el sector servicios que en otros como el agrícola.

Valora este artículo

0 votos
Comentarios

Asturias creará 12.300 empleos (precarios) entre 2017 y 2018