Denuncian a Azsa por discriminación sexual: ni una mujer en la fábrica

CCOO asegura que la empresa cuenta con un plan de igualdad pero no adopta ni una medida

Un trabajador en la fábrica de Asturiana de Zinc (Azsa).Un trabajador en la fábrica de Asturiana de Zinc (Azsa)
Un trabajador en la fábrica de Asturiana de Zinc (Azsa)

Redacción

Ni una mujer trabaja en el sistema de producción de Asturiana de Zinc (Asza). En la fábrica solo están las mujeres del personal de limpieza que pertenecen a una contrata. En las oficinas de administración, cuentan con alguna más. Lo curioso es que la compañía dispone de un plan de igualdad que hace un diagnóstico certero: tiene puestos muy masculinizados. Pero no hace nada para resolverlo. Así lo denuncia el sindicato Comisiones Obreras (CCOO) que exige «una modificación en las políticas de contratación en las que no se vete el acceso a las mujeres a los puestos de producción por el mero hecho de su género».

La central sindical ha llevado a cabo diversas acciones para tratar de denunciar lo que está sucediendo en la empresa. CCOO no respaldó el plan de igualdad cuando se presentó. «Era una obligación legal, algo que tenían que hacer pero en lo que no creían», explica Juan Ignacio Requena, delegado sindical en Azsa. Ahora siguen reivindicando. El 8 de marzo, coincidiendo con el Día Internacional de la Mujer, remitió una carta al director, quejándose de la no contratación de mujeres para los puestos de producción. En la misiva se reivindicaba la incorporación de personal femenino en la fábrica. Pero para conseguirlo son necesarias unas instrucciones que cambie la política de contratación. El 8 de marzo, parte de la plantilla secundó la huelga convocada. La sección sindical de CCOO denuncia que «el propio jefe de recursos humanos de la empresa les ordenó que abandonaran las instalaciones de la empresa».

Los responsables del sindicato reconocen que «la discriminación por razón de sexo que existe en esta empresa es absolutamente inaceptable, machista y sexista y además vulnera las propias normas internas de la empresa como es el Código de Conducta del Grupo Glencore que prohíbe la discriminación por raza, nacionalidad, religión, género, edad, orientación sexual, discapacidad, ascendencia, origen social, opinión política o de otra índole, u otros argumentos». Requena lamenta la política de Azsa y no entiende a qué se debe. «Las mujeres trabajan en todos los sectores, en Hunosa o en Arcelor, por qué no en Asturiana de Zinc», se pregunta. Es más, señala que incluso incumple las normas internas del grupo al que pertenece: Glencore. 

¿Cómo explica la dirección la falta de mujeres en fábrica? CCOO señala que la empresa les ha dicho que «ninguna alcanza los requerimientos exigidos en los procesos de selección». Esta justificación no le sirve. «Seguiremos luchando, como lo llevamos haciendo hace ya varios años, por los derechos de las mujeres y para que la política interna se adecúe a las propias normas del grupo Glencore», explican sus delegados.

Valora este artículo

8 votos
Comentarios

Denuncian a Azsa por discriminación sexual: ni una mujer en la fábrica