El aterrizaje guiado por satélite pide pista en Asturias

Los planes de Enaire pasan por instarla este nuevo sistema para visibilidad cero en el primer semestre de 2019. Las terminales gallegas y Parayas contará con esta tecnología antes

La pista del aeropuerto de Asturias, desde la torre de control
La pista del aeropuerto de Asturias, desde la torre de control

El futuro es la tecnología vía satélite, que sustituirá a los sistemas de radiofrecuencia que desde tierra ayudan a aterrizar a los aviones en las peores condiciones. En Enaire, el gestor de navegación aérea de España, no les gusta hablar de aterrizaje con visibilidad cero, porque eso supondría que las aeronaves siempre tomarían tierra y eso no es real. No hay tecnología que calcule imprevistos. Pero sí es cierto que se trata del método más avanzado existente en el mercado. Ese será el que se implante en Asturias en el primer semestre de 2019. Esos son, al menos, los plazos que se manejan a día de hoy. No obstante, el Principado será de los últimos del último del norte. Ante ya lo disfrutarán terminales gallegas y el Severiano Ballesteros (Cantabria).

Enaire tiene aprobado tiene un plan de implantación de navegación por satélite para toda España y poco a poco se está implantando en los aeropuertos distintos tipos de tecnologías satelitales. En la actualidad, disponen de estos sistemas los de Cantabria, Almería, Palma de Mallorca, Valencia, Fuerteventura y Málaga. El año que viene llegará a Asturias y Alvedro (A Coruña). Mallorca es la terminal con más experiencia. Hace apenas unos días hacía balance. Desde su implantación, en el mes de marzo, se habían registrado 117 aterrizajes con navegación por satélite. Estos procedimientos de aproximación han sido diseñados por personal de ENAIRE y actualmente los utilizan las aeronaves debidamente equipadas y con una tripulación entrenada.

En los dos últimos meses, desde mediados de junio, en Palma de Mallorca han sido utilizados por 103 aeronaves. Esto ha superado sus previsiones iniciales. El proyecto consiste en dos tipos de maniobras. Por un lado la pista 06L dispone de maniobras de aproximación por satélite basadas en el sistema de aumentación europeo EGNOS (Sistema Europeo de Navegación por Complemento Geoestacionario). Y, por otro, en la aproximación a las pistas paralelas 24R y 24L existen procedimientos basados en navegación por satélite con y sin uso requerido del sistema EGNOS. «Palma de Mallorca es el sexto aeropuerto español, y el primero de alta densidad de tráfico, donde es posible aterrizar con este tipo de procedimientos desde los puntos de entrada ya existentes», explica el gestor. Las ventajas son innumerables.Todo ello, sin necesidad de instalar infraestructuras terrestres adicionales, con el ahorro económico y las ventajas operacionales que esto supone», explica.

Inversiones y previsiones en Asturias

Asturias dispondrá de esta tecnología a lo largo del primer semestre de 2019. Enaire explica todo el proceso. El gestor comenta que lleva varios años trabajando en la mejora de la accesibilidad al aeropuerto, a través de la implantación de procedimientos de navegación por satélite que facilitarán las aproximaciones. Estas nuevas maniobras no dependerán, como en Palma de Mallorca, de radioayudas terrestres por lo que representarán una alternativa eficiente en coste frente a las aproximaciones convencionales, que están basadas en el uso de sistemas instalados en tierra. Para llevar a cabo estos nuevos aterrizaje,s basados en el uso de la navegación por satélite, las aeronaves comerciales tendrán que estar debidamente equipadas y su tripulación preparada con la formación necesaria. Es decir, que no serán para todos los aviones.

Este tipo de cambios requiere de un riguroso proceso, que se gestiona por fases. «El estado del proyecto de Asturias está muy avanzado, habiéndose culminado el diseño de las maniobras y la validación técnica de los procedimientos», explica Enaire. Esta validación incluye tanto la parte de tierra como los vuelos, para comprobar los procedimientos. ¿Qué queda entonces? Este proyecto se aprobó en la ponencia de navegación de la Comisión Interministerial de los ministerios de Defensa y Fomento (CIDEFO) en octubre del 2017. El estudio de seguridad asociado al proyecto está finalizándose, según ha confirmado la Voz. Una vez acabado, se enviará el estudio a la Agencia Estatal de Seguridad Aérea (AESA) para su aprobación y se programará la formación del personal de control aéreo. Todo eso no estará listo antes del primer semestre de 2019.

Valora este artículo

1 votos
Comentarios

El aterrizaje guiado por satélite pide pista en Asturias