El asturmexicano Antonio del Valle convertirá un hotel en el «mejor museo» de México

La Voz MÉXICO

EMIGRACIÓN

Antonio del Valle
Antonio del Valle Youtube

La recuperación del edificio ha hecho que el empresario originario de Cangas de Onís reciba la medalla al Mérito de Ciudad de México

02 mar 2018 . Actualizado a las 11:47 h.

El edificio histórico Hotel de Cortés, que durante años fue una referencia cultural en el centro de la Ciudad de México, se convertirá tras su remodelación en el «mejor museo» de arte de México, según el empresario mexicano de origen cangués Antonio del Valle. La reconstrucción del edificio situado en el centro histórico de la capital mexicana avanza a buen ritmo con el objetivo de ser inaugurado a finales de este año con salas de exposiciones permanentes y temporales, así como salas dedicadas a actos culturales. La importancia de la recuperación del edificio ha hecho que se le conceda a Antonio del Valle la Medalla al Mérito de Ciudad de México que le será entregada la próxima semana.

«Estoy muy agradecido con la Fundación del Festival del Centro Histórico de Ciudad de México porque me hayan escogido a mí para este premio», dijo en una entrevista con Efe el empresario, que atribuyó el mérito del galardón a su fundación cultural. «El desarrollo del museo es aparentemente la razón del premio, pero se debe a la Fundación Cultural Kaluz, dedicada a promover el arte y la cultura en México», añadió el empresario, quien posee la séptima fortuna del país, según la revista Forbes.  Antonio del Valle, que está al frente de la petroquímica Mexichem y la financiera Kaluz, recordó que el objetivo de su fundación cultural es «ayudar a nuevos artistas, no solo pintores y escultores, sino también literatura y música». «Escogieron esta obra para el premio y yo lo represento personalmente, pero realmente quienes han hecho todo es la Fundación», aseveró durante una de sus visitas a las obras de remodelación del histórico edificio que se convertirá en el Museo Kaluz.

El Hotel de Cortés, situado en el emblemático parque de La Alameda del centro histórico de la capital mexicana, es una construcción colonial de finales del siglo XVI, entonces conocida como la casa de los Condes de Villanueva, que fue adquirida en 1660 por los agustinos que la adaptaron como hospedería. Desde 1943 funcionó como hotel, muy popular entre los capitalinos por su bello patio interior y su azotea, hasta que en 2013 la fundación de Del Valle decidió adquirirlo para convertirlo en un museo, cuyas obras de remodelación comenzaron este año. «Era un hotel de 26 habitaciones, no era un negocio productivo. Estaba muy mal construido, tenía humedades por todas partes y los clientes no venían», dijo Del Valle, quien, pese a todo, sostuvo que «era un edificio verdaderamente hermoso». Por ello, «decidimos que serviría muy bien para un centro cultural» que intentarán convertirlo en «el mejor museo de México», con pintura exclusivamente mexicana, detalló.