De Llanes a Londres con la gaita a cuestas

Jimena Orejas Bueno vive en la capital londinense gracias a lo que gana tocando en las calles de la ciudad

Jimena Orejas lleva la cultura asturiana a las calles de Londres La joven toca el himno de Asturias acompañada de una de las peñas del Sporting y del Betis en la ciudad londinense

Redacción

Cuando Jimena Orejas Bueno viajó en septiembre del pasado año desde Llanes a Londres no llevó consigo su gaita. Al terminar 2º de Bachillerato decidió tomarse un año sabático y tomar un avión rumbo a la capital inglesa para trabajar como au pair. Pero las cosas no salieron como se esperaba y, ocho meses después, ella y su gaita ya son conocidas en prácticamente toda la ciudad. Jimena, nieta del filósofo Gustavo Bueno, vive en Londres con el dinero que gana tocando en la vía pública.

«No tenía muy claro qué hacer al terminar el Bachillerato así que me di un año para pensármelo, para vivir una experiencia diferente», explica Jimena. Lo que no se esperaba es que el año que pretendía pasar aprendiendo inglés cuidando niños terminase viviendo de su gaita en las calles londinenses. «Dejé de trabajar con la familia y no quería continuar como au pair. Iba caminando por Picadilly Circus cuando me encontré tocando a un gaitero. Ahí se me encendió la bombilla», explica. Jimena ya había tocado en la calle en otras ocasiones, en lugares como La Rioja o Madrid.

La aventura comenzó tras las navidades. «Lo que tenía claro era que no quería volver a España. Quería luchar por mi objetivo de poder ser independiente y comencé a tocar». El primer día que salió a la calle Jimena se llevó una grata sorpresa. «Fue una alegría cuando llegué a casa y empecé a contar las monedas», cuenta. En Gran Bretaña hay una gran cultura celta, al igual que en Asturias, pero, tal y como asegura, en su región natal pasaría totalmente desapercibida. Su intención era buscar otro tipo de trabajo, pero tras varios días tocando en la calle se dio cuenta de que con eso era suficiente. Ahora Jimena subsiste únicamente gracias a su gaita: paga su alquiler, sus gastos, el transporte y sus clases de inglés.

«No toco en la calle porque lo necesite ni pase hambre. Quiero ser independiente y no tener que depender de mi familia», aclara. Jimena se siente muy cómoda tocando la gaita por las calles de Londres y asegura preferir hacer algo que le apasiona que trabajar en algo que no le gusta. El truco para tener el éxito que tiene es muy sencillo: «Básicamente busco los eventos que hay en la ciudad, en aquellos donde suele haber más multitud de gente». Ni horario fijo, ni jornadas laborales claras, Jimena sabe cuándo y dónde podrá sacar más partido de su habilidad. Uno de los eventos donde más puede llegar a ganar en un día son los partidos de fútbol. «Me gusta mucho ir a las inmediaciones del estadio porque van miles de personas», asegura. El centro de Londres también es un buen lugar para sacar su gaita. «Aquí hay mucha variedad de culturas. Hay gente que no ha visto una gaita en su vida y les encanta».

Estos ocho meses le han servido para aclarar sus ideas y saber qué es lo que quiere hacer en el futuro. El próximo año comenzará a estudiar un doble en Turismo y Administración de Empresas. Su aventura londinense tiene fecha de caducidad, pues el próximo mes tomará un avión de vuelta a casa. «Ahora mismo estoy muy contenta, pero tengo claro que mi sitio es Asturias». Jimena disfruta de sus últimas semanas en la capital inglesa con la incógnita de si algún día repetirá esta experiencia.

Valora este artículo

7 votos
Comentarios

De Llanes a Londres con la gaita a cuestas

Este proyecto ha sido cofinanciado por