«La globalización permite tener una sociedad trabajando desde Asturias y dando servicio al mundo»

El empresario Eduardo Sánchez Morrondo, nuevo presidente de Compromiso XXI, analiza los retos de la región y los programas que impulsará su asociación para enfrentarlos

Eduardo Sánchez Morrondo, presidente de Compromiso Asturias XXI
Eduardo Sánchez Morrondo, presidente de Compromiso Asturias XXI

Redacción

Compromiso Asturias XXI ha dado un giro a su junta directiva y ha nombrado al empresario Eduardo Sánchez Marrondo (Gijón, 1953) su presidente. Doctor en Químicas por la Universidad de Oviedo intentará aportar su bagaje como su pertenencia a filiales del grupo Dow Chemical, del Comité de Dirección de British Petroleum España y su experiencia como miembro y fundador del Grupo Empresarial Bonheur, así como del comité ejecutivo de la Fundación Junior Achievement. Afronta este reto con ilusión teniendo claro que lo más importante para que la asociación crezca es el trabajo en equipo, la conexión con los socios y la participación con otras empresas. Solo así podrán llevar a cabo proyectos que aglutinan a los jóvenes asturianos de todas las edades, enseñándoles cómo funciona el mundo laboral globalizado que les ha tocado vivir y de cómo este puede ayudar a el renacer de Asturias como región creadora de empleo y sus lazos con otros países. 

-¿Cómo afronta este nuevo reto? ¿Le ha pillado por sorpresa?

Este fue un proceso que viene de antes porque yo estaba en la junta directiva desde hace un par de años con el expresidente Carlos García-Mauriño y empezamos hace ya unos meses a plantear el cómo debería de ser la nueva etapa de Compromiso Asturias XXI. Al final ya tenemos diez años de experiencia desde su creación y se ha consolidado muy rápido gracias a Carlos y toda su junta, pero creíamos que hacía falta un cambio donde pudiéramos crecer y que tuviéramos más impacto en la sociedad asturiana. Yo me ocupé de verme con mucha gente, con muchos de los socios corporativos y muchas otras personas asturianas que son de mucha relevancia y cuando te metes en esta historia de hablar pues al final todo el mundo te dice: pero si llevas con nosotros hablando unos cuantos meses de esto ahora no te puedes escapar, ahora te va a tocar a ti. ¿Por qué no te pones a liderar esta etapa si te conoce mucha gente? Yo lo que quería era entender qué queríamos abordar y cómo lo íbamos a hacer, entonces te acaban convenciendo y la verdad es que no necesitaron mucho para hacerlo porque es una labor altruista por parte de la asociación sumamente magnifica y que no necesita de muchos argumentos. Aunque yo siempre digo que aquí los que realmente trabajan son todos los socios porque es una labor colectiva.

-¿Cómo se puede compaginar la labor como empresario y la de presidente de la asociación?

Las tareas se compaginan cuando se organizan las cosas bien. Cada persona tiene que ocuparse de determinadas tareas. Tienes que dedicar a dar valor a lo que sabes, a las capacidades y rodearte de gente, que yo creo que esa es la parte vital, que realmente apoya esto con trabajo en equipo, no es un trabajo de una persona sola. Si te rodeas de un buen equipo, si te organizas bien y tienes un proyecto ilusionante y le pones esfuerzo y pasión te aseguro que sale. Esto es así en muchas facetas de la vida, si tienes todos esos ingredientes te sale una magnifica fabada. Luego tendremos más o menos éxito, pero te aseguro que vamos a poner mucho esfuerzo entre todos.

-¿Desde cuándo es socio de Compromiso Asturias XXI?

Soy socio desde hace cuatro años aproximadamente, entré en este proyecto cuando estaba en una fase avanzada. En un momento determinado alguien me llamó y me explicó en qué consistía y me impliqué como socio corporativo. Yo soy de la opinión de que todo lo que puedas devolver a la sociedad es algo fundamental, y cuando alguien te habla sobre todo de retornar algo a Asturias que es la tierra en la que nací, me crie, me formé y a la que voy con toda la frecuencia que puedo porque allí todavía está una parte de mi familia pues obviamente hace que con algo así te tires a la piscina. Cuando te involucras en un proyecto de este tipo la palabra generosidad sale desde el primer momento y lo hacemos porque es importante, un proyecto así tiene que tener un fondo y si no viéramos que esto es útil para Asturias pues obviamente lo intentaríamos con otros medios. El revivir ese conocimiento y esa experiencia de los más de mil socios a lo largo del mundo y muchos más que yo creo que vamos a traer es algo que tiene un valor magnifico para la sociedad que, por otra parte, por las circunstancias en la que nos encontramos, lo necesita.

-Hablando de socios, ¿qué se puede hacer para que más personas se unan a este proyecto?

La labor que hacéis vosotros los medios de comunicación es muy importante, jugáis un papel fundamental en este tema. Porque nosotros podemos hacer las cosas mejor o peor, pero si las hacemos bien y no se comunican bien y no llegan a la sociedad en general te resulta muy difícil. Es importante difundir este tipo de iniciativas, el que podáis darnos voz y amplificar las actuaciones que hacemos y darles eco. Cuando la gente conoce esta herramienta empieza a utilizarla y eso hace que los socios se sientan útiles por la demanda lo que se convierte en una cadena de valor.  Eso es lo que funciona, ese tipo de conexiones

-La junta directiva se fijará dos prioridades: los jóvenes y las empresas. ¿Qué lazos utilizarán para unir esos conceptos además del ya conocido mentoring?

Una de las ideas que tenemos en esta nueva etapa es llevar el espíritu emprendedor y de generación de conocimiento a los niños desde los colegios hasta que ya están en una edad de ir a un puesto de trabajo, pasando por la formación profesional y la Universidad. Si somos capaces de impactar a los niños a la hora de tomar decisiones sobre el espíritu emprendedor, que no quiere decir solo ser empresario, sino trabajar en equipo con otros niños o la relevancia que tiene el ir al colegio y por lo tanto no tener absentismo escolar, ese tipo de cursos, de iniciativas, etc. las podemos llevar a cabo en Asturias. Una de las cosas que vamos a hacer es firmar un acuerdo con la fundación Junior Achievement, de la que soy uno de los patronos fundadores. Esta iniciativa de emprendimiento para la juventud es la más importante del mundo, dando clase a más de diez millones de niños. Todo esto lo queremos trasladar al Principado y ser vehículo a través de Compromiso Asturias XXI entre empresa, juventud y los estamentos públicos aportando nuestro granito de arena. En esto estamos trabajando y lo veréis en los próximos meses para ayudar a que los asturianos sean más competitivos y exitosos en el mundo global en el que tienen que vivir.

-¿Puede adelantar algún detalle de estos proyectos que están ideando?

Estamos trabajando en los programas que queremos impartir, estamos hablando de programas de sostenibilidad, centrados en el medioambiente, o programas sobre la ética que es muy importante de cara a empezar tu vida en el mundo empresarial. Programas que se pueden aplicar en el colegio como Socios por un día, en el que se lleva a los niños durante una jornada a ver una empresa o profesión donde ellos quisieran trabajar. Ese tipo de iniciativas marcan mucho a los jóvenes. También con el programa Oriéntate que está centrado en las niñas que quieren realizar las llamadas carreras STEM y les enseñamos a mujeres que tienen unas responsabilidades muy altas a nivel mundial y que les dan una serie de pautas de cómo se puede llegar a esos puestos y triunfar. Eso está demostrado que las anima a tomar una decisión para poder elegir sobre las carreras de ciencias y tecnología. Todo esto ayudará en el futuro de la región a medio y a largo plazo. El corto plazo sería lo referido al mentoring que trabajas con personas que están ya a punto de terminar la carrera o ya han finalizado la Universidad y con estos otros programas abonas el camino futuro.

-El mentoring se centra en la formación de los jóvenes para que tengan presente una economía global, pero, ¿qué se puede hacer para que los mismos tengan oportunidades laborales en Asturias?

Creo que hay que ser críticos y yo lo soy, pero cuando uno es crítico tiene que poner soluciones para esos problemas que plantea, porque criticar y no hacer nada para remediarlo es absurdo. La sociedad asturiana tiene sus retos, pero también sus oportunidades. Hoy vivimos en un mundo global, por lo tanto, podemos tener perfectamente una sociedad que trabajando desde Asturias y utilizando la tecnología pueda dar servicio a cualquier sitio del mundo. Esto requiere un grado de formación sólida, probablemente unas condiciones desde el punto de vista de competitividad superiores a las que tenemos ahora, trabajar en equipos conjuntos. Hay que valorar y trabajar mucho qué capacidades tecnológicas podemos ofrecer a mundo, también hay que abordar el tema de la competitividad desde el punto de vista de que cuando creamos empresas la fiscalidad sea la mas adecuada con unos parámetros y unas posibilidades de creación que agilicen todo ese proceso. Y de algo de lo que estoy convencido porque he vivido el mundo de la multinacional, es del tema de las pymes. Nosotros tenemos grandes multinacionales en Asturias y ojalá se queden todas y vengan muchas más, pero si esas multinacionales tuvieran toda la cadena de valor de suministro alrededor de la región, es decir, pymes, se quedarían con más posibilidades.  

-¿Las pymes son el futuro de la región?

La formación de pymes es imprescindible y nos va a dar una de las soluciones de los retos que tenemos por delante en Asturias. Hay que concienciar a los jóvenes de la importancia de esta creación y de que el mundo laboral no es solo trabajar para las grandes multinacionales. Muchas veces la financiación no es un problema y lo sé porque trabajo con fondos de capital de riesgo, hay liquidez en el mercado para aportar dinero, es más una cuestión de ideas y de tener un proyecto que tenga sentido, apostar, a veces fallar y volver a apostar. Y que por supuesto el Gobierno nos ponga los elementos para no entorpecer esa creación sino para facilitarla.

-Este verano la asociación cumplirá once años desde su creación, ¿cómo ve el futuro?

Lo más importante es trabajar con los jóvenes y las empresas, pero también focalizarnos en nuestra base de socios. El elemento diferenciador de Compromiso XXI somos los socios, es una organización en sentido único de Asturias, y me atrevería a decir de España, que tenemos este tipo de unión. Vamos a dinamizar, a hacer mucha comunicación, a darles un retorno a su aportación de ideas, experiencia y ayuda por parte de la asociación. Vamos a trabajar en esa red haciendo una plataforma todavía mas grande, mejorando la web y la idea de una participación mucho más activa y cotidiana que un contacto por teléfono o email. Por ejemplo, que puedan aparecer incluso en medios de comunicación como personas que tienen un conocimiento extraordinario y que se les haga el reconocimiento que merecen en su tierra. Actualmente somos más de veinte socios corporativos y en los próximos dos años queremos llegar a ser cuarenta. Estos socios privados son los que aportan su dinero y conocimiento y eso es lo que tiene que sostener a una fundación como esta. Espero también que nos den el certificado de utilidad publica y anunciarlo en los próximos meses.

- Presentasteis la candidatura que más tarde os otorgó el Comité de las Regiones (organismo de la Unión Europea) siendo ahora Región Emprendedora Europea 2019.

Todo lo hacemos para dar visibilidad a la fundación y poner a Asturias en el mundo. Además, estamos trabajando con asociaciones como son los centros asturianos, FADE, ATD, la Universidad, Madrid Foro Empresarial, entre otras para empezar a unirnos, a hablar y a establecer un marco de colaboración a ver cómo podemos sumar. Hay que romper el tabú de los individualismos y colaborar porque hoy el mundo y la tecnología trabaja en red y esto es un hecho.

Valora este artículo

4 votos
Comentarios

«La globalización permite tener una sociedad trabajando desde Asturias y dando servicio al mundo»

Este proyecto ha sido cofinanciado por