Antonio Suárez, el rey del mar

El empresario asturmexicano Antonio Suárez se ha dedicado toda su vida a empresas relacionadas con el mundo de la pesca, por lo que se ha ganado el sobrenombre de «rey del atún»

Antonio Suárez recibe el premio
Antonio Suárez recibe el premio

Redacción

El asturmexicano Antonio Suárez ha conseguido, a base de esfuerzo y trabajo duro, hacerse con el sobrenombre del «rey del atún». Suárez es el presidente del Grupo Marítimo Industrial (Grupomar), un holding que reúne a un conjunto de empresas 100% mexicanas integradas de forma vertical en los primeros sectores: pesquero (flota), portuario (flota) y alimentario (planta). A pesar de su gran patrimonio, siempre ha tenido un ojo puesto sobre Asturias, y ha colaborado activamente en la economía del Principado.

Han sido varias las ocasiones en las que Suárez ha colaborado al desarrollo de la economía asturiana, encargando navíos a astilleros locales, o comprando material a empresas del Principado. Como por ejemplo en 2013, cuando recibió un buque de 78 metros de eslora en los astilleros Armón, de Gijón, al que bautizó con el nombre de esta misma ciudad, donde pasó gran parte de su infancia. En aquella ocasión también se celebró la compra de chapa recortada por valor de 30 millones de euros para la fabricación en la planta de Mivisa en Llanera (Asturias) de 300 millones de latas de conserva, e incluso la planta de Arcelor en Avilés se vio beneficiada por el nuevo pedido del grupo mexicano, ya que Mivisa adquirió 8.000 toneladas de acero en bobinas, que fueron exportadas por el puerto gijonés de El Musel en 285 contenedores con el material ya elaborado.

Este compromiso con la tierra que le vio nacer siempre lo ha tenido presente el «rey del atún». El pasado año aseguraba que, mientras pueda, seguirá ayudando a «cambiar las bombillas fundidas» en Asturias, tanto con inversiones inmobiliarias en Gijón, como con pedidos que contribuyan al mantenimiento de su industria, o con ayudas para sostener el Museo de la Emigración. «En una gran sala con muchas bombillas, si queremos luz, lo primero que hay que hacer es que no haya bombillas fundidas», señaló entonces el presidente de Grupomar al referirse a algunas de las actuaciones que lleva a cabo «para dar luz» en Asturias, tanto a través de su patrimonio personal como con sus empresas. Entre ellas se encuentran, por ejemplo, el Archivo de Indianos-Museo de la Emigración de Colombres, del cual ha evitado su cierre y ha salido adelante económicamente con el apoyo de este empresario asentado en México. «¿No creen que a mi edad debo ayudar a la tierra en la que nací? Creo que es lo justo», afirmaba.

Grupomar, el secreto de su éxito

Con más de 35 empresas y 3 mil empleos directos, de los cuales 50% son mujeres, Grupo Marítimo Industrial S.A de C.V (Grupomar) es la única atunera que cuenta con el mayor número de certificados de gran prestigio a nivel nacional e internacional que avalan los procesos de inocuidad y calidad de sus productos, y trabaja bajo el mayor respeto al medio ambiente, la sustentabilidad y con una amplia conciencia social, orgullosamente comprometido con el país, el reconocimiento más reciente fue el certificado MSC (Marine Stewardship Council), que es el estandarte más alto que cuida al recurso, al ecosistema y que aplica las reglas de manejo para tener pesca hoy, mañana y siempre.

Comentarios

Antonio Suárez, el rey del mar