Ejemplo de asturianía en pleno centro de Bruselas

El Centro Asturiano de la capital belga nace de un grupo de amigos. Cuenta, desde 1998, con el reconocimiento otorgado por el Principado

La estatua del Manneken Pis echando sidra. De izquierda a derecha, el primer presidente y la presidenta actual del Centro Asturiano de Bruselas
La estatua del Manneken Pis echando sidra. De izquierda a derecha, el primer presidente y la presidenta actual del Centro Asturiano de Bruselas

Redacción

El Centro Asturiano de Bruselas nace en el siglo pasado, a iniciativa de un grupo de amigos que allí se encuentran. Es primero de abril de 1986 cuando se constituye de manera oficial como centro, y es a mediados de ese mismo año cuando se compra un local para establecer la sede. Ese lugar será sede hasta hoy, 34 años después. En pleno centro de la capital belga, cerca de las estaciones de transporte y zona de fácil acceso y frecuentado por asturianos, se levanta el edificio, que a día de hoy alberga uno de los centros que goza del reconocimiento de «Asturianía», otorgado por el Principado, en 1998. El edificio requirió de una renovación que llevaron a cabo muchos de los socios que, en piña, realizaron trabajos de todo tipo, desde fontanería y albañearía hasta electricidad, pasando por pintura, entre otros.

Grupo Folklorico-Centro Asturiano de Bruselas
Grupo Folklorico-Centro Asturiano de Bruselas

La gente que acude a las clases, que toca y baila con el centro en sus agrupaciones y los socios que echan siempre una mano durante los eventos, es muy variada. Un importante porcentaje sí es asturiano (en torno al 90%), pero cuentan con algún cántabro, manchego o belga. Muchas de estas personas son asturianos de segunda o de tercera generación. «Los padres o güelos vinieron a Bélgica en busca de trabajo», explica la presidenta del Centro Asturiano, Eva Buelga. Aunque, también hay mucha gente, asegura Buelga, de primera generacion que vinieron a estudiar (como es su propio caso), o a trabajar.

Siete años después de la constitución, nace un grupo de baile que a día de hoy sigue siendo reconocido por todos los asturianos de Bruselas: «Puxa Asturies». Aunque ahora, tiene otra denominación y se llama «Grupo Folklórico-Centro Asturiano de Bruselas». Además, en ese 1993, se incorpora el equipo de bolos asturianos «Peña Covadonga». En el 98, antes de comenzar un nuevo siglo, el centro pasa a formar parte de la Federación Internacional de Centros Asturianos (FICA). En esos finales de los años 90, la Orden de los Amigos de Manneken Pis acuerda con la organización vestir la figura emblemática de la capital belga con el traje tradicional asturiano. Así, la figura se convierte en una «aliada» de los asturianos en el país flamenco.

Grupo Folklorico del Centro Asturiano de Bruselas, durante la celebración del Folklorissimo, en la Grand-Place de la capital belga
Grupo Folklorico del Centro Asturiano de Bruselas, durante la celebración del Folklorissimo, en la Grand-Place de la capital belga

El Manneken Pis no solo se vistió el siglo pasado, sino que desde septiembre de 2005, el centro participa en «Folklorissimo, fiesta del folklore en Bruselas», en la Gran-Place de la ciudad. En esta, una de las casetas que llenan la plaza le pertenece a los asturianos, donde promocionan productos asturianos, como la sidra o el queso cabrales. El domingo de esta festividad celebran la asturianía. «Se viste al Manneken Pis de asturiano y este mea sidra que se reparte a todos los presentes», cuenta Eva Buelga. Es el Grupo Folklórico el que anima con sus bailes y músicas tradicionales esos dos días de fiesta, en los que Bruselas se convierte en una ciudad asturiana por unas horas.

La caseta del Centro Asturiano de Bruselas, durante el Folklorissimo
La caseta del Centro Asturiano de Bruselas, durante el Folklorissimo

Del baile, la percusión tradicional y de la gaita y sus respectivas clases se ha formado un grupo de panderetas y una bandina tradicional que visitó el Principado en alguna ocasión, una de ellas, en el Festival Intercélticu d’Avilés. Hace un año, en marzo, una nueva directiva, compuesta por gente joven, algún miembro de la antigua directiva y profesores de clases, fue elegida para «revitalizar» el centro y «atraer más a los jóvenes». Entre las nuevas ideas que han traído consigo está la organización de una folixa anual para «defender la cultura asturiana». También retomarán el canto del ramu durante la «Santina», fiesta y misa celebradas en septiembre en honor a la virgen. Todo esto suma para convertir el Centro Asturiano de Bruselas en una «comunidad» de asturianos con cada vez más presencia e importancia en el país.

Comentarios

Ejemplo de asturianía en pleno centro de Bruselas