Frenazo al éxodo demográfico en Asturias

El Principado capta más inmigrantes y reduce el número de personas que abandona la región. El último saldo migratorio publicado por el Sadei: +8 asturianos


Redacción

Asturias ha logrado invertir la tendencia migratoria. El último saldo es positivo por primera vez en una década. Así lo pone de manifiesto el informe que acaba de publicar la Sociedad Asturiana de Estudios Económicos e Industriales (Sadei) sobre los Movimientos migratorios en Asturias 2016. Este trabajo indica que los números rojos se han acabado y que ese ejercicio los cambios de residencia consiguieron que el Principado ganara ocho habitantes. La clave está en que ha aumentado la inmigración pero sobre todo en que ha descendido la emigración, es decir, en que ha caído de forma considerable el número de asturianos que hacen las maletas.

Este trabajo del Sadei toma como base la Estadística de Variaciones Residenciales (ERV) que elabora el Instituto Nacional de Estadística. Ambas instituciones han firmado un convenio que permite a la entidad asturiana utilizar todos los microdatos para hacer estudios propios. Incluso permite entrar al detalle de los flujos por comarcas y hasta de municipios.

El dato global muestra que en 2016, el último ejercicio analizado, hubo un total de 43.604 desplazamientos en el Principado, entre entradas y salidas de población. Esa cifra es inferior a la registrada en 2005, es decir, se registró una menor movilidad. Es algo que ocurre por segundo año consecutivo. En 2015 hubo menos mudanzas que en 2014. No obstante, en 2015 el saldo seguía siendo negativo y 2016 se sacudió los números rojos. Lo deja claro Sadei.

Las inmigraciones (llegadas) fueron 14.135. Las emigraciones (salidas) llegaron a 14.127. El saldo migratorio es, por tanto, de ocho habitantes más. El trabajo comenta estas cifras globales. Explica que las inmigraciones, después de la crisis, han vuelto a repuntar. Aumenta un 4% con respecto a 2015, lo que son 546 entradas más. Más significativo aún, es el frenazo al éxodo. Cayó un 5,34%. Esto en cifras absolutas se traduce en que se fueron 797 asturianos menos. 

Esas ocho personas más que muestra el saldo migratorio es una buena noticia. Sadei indica que supone «un cambio en la trayectoria negativa que venían registrando las estadísticas durante la presente década». Este organismo hace memoria y recuerda cuál era el resultado de sus trabajos antes de que la recesión económica lo dinamitara todo. «El máximo valor histórico del saldo migratorio en Asturias fue en 2008. Entonces se registró un balance positivo de 9.069 migrantes, de los que el 78% procedían de otros países y el resto de otras comunidades autónomas», matiza. 8 frente a 9.069 no son nada. Pero implican un cambio de tendencia.  

Valora este artículo

2 votos
Comentarios

Frenazo al éxodo demográfico en Asturias

Este proyecto ha sido cofinanciado por