Imagen:Pleno extraordinario en Sada para reclamar el paso del Pazo de Meirás al patrimonio público

Sada pide asumir la gestión de las visitas al pazo de Meirás y que el inmueble vuelva al patrimonio público

La corporación de la localidad coruñesa rechaza declarar, de forma legal, a la familia Franco «persona non grata», como pedía el BNG, pero sí les atribuye esa condición de forma simbólica

C. R.
Sada

La corporación municipal de Sada ha aprobado reclamar que el pazo de Meirás sea patrimonio público y que sea el Concello quién asuma la gestión de las visitas al histórico inmueble, que ahora realiza la controvertida Fundación Franco por encargo de la familia del exdictador. 

La iniciativa, que abre la puerta a una intervención de la Xunta, ha prosperado con los votos favorables de los representantes de los tres partidos que conforman el gobierno local, Sadamaioría, BNG y PSdeG. El PP se ha abstenido, y el Partido Demócrata Sada Popular (PDSP) -un grupo escindido del PP formado por el exrregidor Ramón Rodríguez Ares, Moncho- han votado en contra.

La corporación municipal de Sada cuenta con representantes de cinco fuerzas: Sadamaioría (4), PSOE (2), BNG (2), PSDP (2), y PP (7). El Gobierno local lo conforman las tres primeras. No cuentan con mayoría y necesitan el apoyo puntual del PSDP para sacar adelante sus políticas. Hoy no estuvieron presentes dos concejales del PP en el pleno. 

 

La declaración del Concello tiene lugar tras el anuncio hace dos semanas de la Fundación Francisco Franco de su intención de aprovechar las visitas que organiza cuatro días al mes al citado palacete para mostrar la «grandeza» del dictador, lo que generó una enorme polémica y el rechazo de instituciones como la Xunta de Galicia.

En el mismo pleno fue rechazada una iniciativa del BNG para declarar, de forma legal, «persona non grata» a los miembros de la familia Franco. A favor solo votaron los concejales de la formación nacionalista. Sus socios del gobierno local, Sadamaioría y PSdeG, se abstuvieron. Y PP y PSdeP votaron en contra.

El secretario municipal, sentado junto al alcalde, Benito Portela (Sadamaioría), explicó que se realizó un informe sobre esta iniciativa, propuesta ayer a las once de la mañana, y que se puso a disposición de los concejales antes del pleno. «A xurisprudencia e o Tribunal Supremo concluen non estar no ámbito das competencias municipais declarar «persona non grata»», dijo ante el resto de la corporación.

Sí salió adelante una declaración simbólica con esa figura, como expresión simbólica del rechazo municipal a la forma de actuar de la familia del dictador.

El alcalde: «É necesario modificar leis»

Benito Portela instó a la unión de todas las fuerzas políticas, «todos e todas a unha para rematar con esta vergoña», manifestó. Desde la alcadía aseguran asumir una iniciativa en la que «é necesario modificar leis», reiteró, para acabar con un proceso que afecta directamente a la memoria histórica.

El portavoz del grupo municipal del PP, que se abstuvo ante la petición de devolver el pazo al dominio público y de que sea el Concello quién gestione las visitas, indicó que su partido está «en contra de cualquier dictadura» y aseguró no entender la urgencia de este pleno extraordinario, según informa EFE.

Para Ernesto Anido, la petición de la declaración de «persona non grata» a los integrantes de la familia Franco parece «más chavista que demócrata». El concejal del PP dijo que su grupo político defiende «que nadie utilice dinero público para hacer apología de dictaduras, en este caso de la franquista».

 

Valora este artículo

0 votos
Etiquetas
Francisco Franco Sada Pazo de Meirás BNG PP PSdeG PSOE
Comentarios