Histórica manifestación contra el miedo y el terrorismo en Barcelona

Medio millón de personas además del rey y líderes políticos de todos los partidos marcharon para evidenciar el rechazo al terrorismo yihadista


Redacción

Barcelona ha salido a la calle de forma multitudinaria para decir que no tiene miedo a los terroristas tras los ataques yihadistas que sembraron el caos y la violencia en pleno corazón de la capital catalana y en Cambrils (Tarragona) el jueves 17 de agosto.

Bajo el lema No tinc por (No tengo miedo), el mismo que coreó espontáneamente la multitud tras el minuto de silencio en la plaza de Cataluña el viernes de la semana pasada y que se ha convertido ya en un lema, la manifestación ha congregado a medio millón de personas según los datos de la Guardia Urbana convirtiéndola en una multitudinaria manifestación, como lo fue hace trece años la del 11M. 

Entonces, una riada humana tomó las calles de Madrid para enfrentarse a la barbarie terrorista, que dejó 193 muertos y más de 1.600 heridos.

En primera fila estuvo el entonces príncipe de Asturias, acompañado por las infantas Elena y Cristina, en representación de la Corona. Esta tarde, Felipe VI ha vuelto a manifestarse, pero en esta ocasión como jefe del Estado. Es una decisión inédita -su padre nunca lo hizo y es la primera vez que un rey español participa en una concentración

Como estaba previsto, el rey, los presidentes del Gobierno, de la Generalitat, de otras comunidades y demás autoridades han sido relegados a la segunda línea, separados por un espacio y sin pancarta.

Esta ausencia de la cabecera será compensada por una amplia representación política e institucional que ha desembarcado desde todos los puntos de España. El Gobierno ha acudido casi en bloque. Hay pleno del Ejecutivo catalán con Carles Puigdemont y todos sus consejeros. También están los presidentes del Congreso y del Senado, Ana Pastor y Pío García-Escudero, así como todos los mandatarios autonómicos, incluido el presidente asturiano, Javier Fernández y el de la Xunta, Alberto Núñez Feijoo, y los principales líderes políticos, Pedro Sánchez, Pablo Iglesias y Albert Rivera. Representantes de todos los partidos, a derecha e izquierda, independentistas y constitucionalistas, realizan una demostración de unidad política que incluye en esta ocasión a Bildu. «Queremos que las calles se desborden contra el terrorismo», insistió ayer Ada Colau.

La marcha, convocada por el Ayuntamiento de Barcelona y la Generalitat, arrancó a las 18.00 horas y recorrió el kilómetro y medio que separa los Jardines de Gracia de la plaza de Cataluña, desde la que arrancó la furgoneta que protagonizó el atropello masivo que dejó trece muertos y un centenar de heridos.

«La mejor respuesta, la paz», «Soy musulmán, no terrorista» o «No a la islamofobia» fueron algunos de los lemas que pudieron leerse en los carteles que portaban los asistentes.

El acto finalizó con la lectura de varios poemas y de un mensaje leído por la actriz catalana Rosa María Sardá y la joven portavoz musulmana Míriam Hatibi. «Si su ideología es la muerte, la nuestra es una apuesta por la vida», afirmaron. 

«No conseguirán dividirnos, porque no estamos solos, somos muchos millones de personas los que defendemos la convivencia en Mánchester, Nairobi, Berlín, Bagdad (...)», advirtió Sardá. «El amor acaba triunfando sobre el odio, ninguna expresión de xenofobia acabará triunfando en nuestra sociedad», señaló el mensaje.

Para poner fin al acto, dos violonchelistas interpretaron El Cant dels Ocells, un tema que el catalán Pau Casals convirtió en símbolo de paz y libertad.

Durante la marcha se repartieron miles de flores amarillas, rojas y blancas, los colores de la ciudad de Barcelona. Muchos ciudadanos colocaron sus flores en uno de los vehículos de la Guardia Urbana de Barcelona en señal de reconocimiento a su trabajo.

Siguen hospitalizados 25 heridos de los atentados, 6 de ellos en estado crítico

Veinticinco personas que resultaron heridas en los atentados terroristas continúan hospitalizadas, seis de ellas en estado crítico, según el último balance facilitado por el departamento de Salud de la Generalitat.

De los 25 heridos que continúan hospitalizados, 21 corresponden al atropello en La Rambla de Barcelona y 4 al de Cambrils.

De los veintiún heridos en el atentado de Barcelona, seis se encuentran en estado crítico, dos graves y trece menos graves, mientras que de los de Cambrils uno está grave y tres menos graves.

Veintitrés de los heridos están ingresados en nueve hospitales de Cataluña y dos en el hospital Miguel Servet de Zaragoza. 

Pitos y gritos de «fuera, fuera» al rey Felipe VI y al Gobierno durante la manifestación

Europa Press
Pitos y abucheos al Rey y a Rajoy en la manifestación Pitos y abucheos al Rey y a Rajoy en la manifestación

Unos metros por detrás de la cabecera se desplegó una pancarta con el mensaje: «Vuestras políticas, nuestras muertes»

La manifestación que durante la tarde de este sábado desbordó el centro de Barcelona para mostrar el rechazo total al terrorismo tras los atentados en Barcelona Y Cambrils del pasado 17 de agosto no ha estado exenta de polémica. El rey Felipe VI, Mariano Rajoy y los ministros del Gobierno recibieron numerosos pitos y gritos de «fuera, fuera» mientras desfilaban por las calles de la capital catalana en el homenaje a los 15 fallecidos de los ataques terroristas de la semana pasada.

El presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, el presidente del Gobierno y la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau fueron los encargados de recibir al rey a su llegada en medio de una intensa pitada y gritos de «fuera, fuera», para después dirigirse hacia la cabecera. 

Seguir leyendo

Valora este artículo

0 votos
Comentarios

Histórica manifestación contra el miedo y el terrorismo en Barcelona