La encuesta prohibida: pizza y zanahoria pugnan por encabezar el menú catalán

«El Periòdic d'Andorra» publica los últimos sondeos sobre las elecciones catalanas, que en España vuelven a traducirse en valores gastronómicos para sortear la prohibición de difundir posibles resultados durante los cinco días previos a la celebración de comicios

.Los representantes de los partidos catalanes, durante uno de los debates electorales
Los representantes de los partidos catalanes, durante uno de los debates electorales

Si en las elecciones generales del 2015 y 2016 se creó la frutería de Andorra, los comicios catalanes del 21D han abierto el restaurante andorrano para poder hablar de lo prohibido: las encuestas. La Ley Orgánica del Régimen Electoral General, que rige en Cataluña al carecer de ley electoral propia, prohíbe de forma expresa que durante los cinco días anteriores a la celebración de comicios se difundan, publiquen o reproduzcan sondeos electorales, una norma que, con ingenio e imaginación, se ha ido sorteando elección tras elección, lo que permite conocer las últimas estimaciones horas antes de que abran los colegios electorales.

El encargado de publicar desde el exterior los resultados de los sondeos es El Periòdic d'Andorra, que desde el sábado y hasta esta medianoche difunde en su web los datos del tracking preelectoral del Gabinet d'Estudis Socials i Opinió Pública (GESOP), y la responsable de traducir las cifras de forma legal al escenario español ha sido la web Electrograph, que en el 2015 ideó la ya célebre frutería de Andorra. Con esta fórmula, cada partido político pasó a representar una fruta o una verdura, cuyas bajadas y subidas de precio representaban la evolución de la intención de voto: el PSOE era entonces la fresa, Ciudadanos la naranja, Podemos la berenjena y el PP se tradujo como una gota de agua. 

Siguiendo la misma iconografía, pero cambiando la frutería por el restaurante, las tendencias de voto para las elecciones catalanas de este jueves se traducen a menús y las distintas posturas con respecto al futuro de Cataluña se han distribuido en mesas: en la 1 se sirve el menú independentista, en el que Esquerra Republicana de Catalunya (ERC) está representada por la pizza, Junts per Catalunya (JuntsxCat) se convierte en una tableta de chocolate y la CUP es una paella; en la mesa 2, en solitario, se sirve berenjena, que representa a los comunes de Xavier Domènech; mientras que la carta constitucionalista se ofrece en la mesa 3: una guindilla para los socialistas de Miquel Iceta; una zanahoria para Ciudadanos (C's) y un pescado azul para los populares de Xavier García Albiol

 Las últimas encuestas publicadas por los medios el pasado viernes, apuntaban al partido de Inés Arrimadas como la formación más votada, aunque sin lograr el mayor número de escaños, que corresponderían a Esquerra. En este escenario, la gobernabilidad de Cataluña pasaría necesariamente por alianzas por parte de varias formaciones.

Cuatro días después, el restaurante de Andorra ofrece un menú en el que los gustos mayoritarios de los comensales (135 en total) se polarizan entre los que prefieren la comida rápida y optan por la pizza (36-37) y los que, en clave vegetariana, se quedan con las zanahorias (31-32). La tercera opción con más seguidores es la de comer chocolate (26-27), a la que siguen los fans de la guindilla (20-21). Con estas elecciones de menú, podría resultar clave la postura de los comensales de la mesa 2, la de las berenjenas, en la que han hecho reserva 10 u 11 invitados. Según los últimos datos del restaurante (el menú de la cena se cierra definitivamente esta medianoche), la paella es la opción de entre 5 y 6 comensales, mientras que pescado azul solo quieren cenar 4 o 5 personas.

Valora este artículo

0 votos
Comentarios

La encuesta prohibida: pizza y zanahoria pugnan por encabezar el menú catalán