Ciudadanos supera al PSOE, pero no a un PP en mínimos históricos

Los populares ceden más de dos puntos respecto a enero y se quedan con el 24 % de los votos, según el último barómetro del CIS

.
Agencias

Finalmente no hubo sorpasso como preveían muchas encuestas, pero el barómetro del CIS confirma la tendencia alcista de Ciudadanos, que ya acecha al PP. Según la nueva foto electoral del centro demoscópico, los populares ganarían las elecciones con un 24 % de los votos, seguidos por Ciudadanos, que se sitúan a tan solo 1,6 puntos con un 22,4 % de los votos. El PP cede respecto a la encuesta de enero 2,3 puntos mientras que la formación naranja incrementa su apoyo en 1,7 puntos.

En voto directo, sin las correcciones que introduce el CIS en el análisis de los datos, la conocida cocina, el partido de Albert Rivera supera con creces al resto de formaciones, con el 16,1 %, seguido del PSOE con 13,5 y el PP con el 12,1 y Podemos y sus confluencias con el 11,3 % de los apoyos.

El trasvase de votos desde PP y PSOE a Ciudadanos continúa, además, creciendo. El barómetro reflejan que el 18,7 y el 8,2 % de quienes votaron respectivamente al partido del Gobierno y a los socialistas en las últimas elecciones, lo harían ahora por la formación naranja.

Como curiosidad, destaca que los 7,5 puntos que ha perdido el PP desde el estudio del CIS de hace un año (pasa de 31,5 % a 24 %) son los mismos que ha ganado C's en el mismo período (pasa de 14,9 % a 22,4 %). También si se analiza la tendencia de los de Albert Rivera desde las elecciones generales del 2016 se comprueba que su subida es casi equivalente a la caída del PP, su principal caladero de electores. Mientras que Ciudadanos pasó de un 13,05 % en el 2016 a un 22, 4 % (8,9 puntos más), el PP se deja en el camino 9,3 puntos al pasar de un 33,03 % en el 2016 al 24 % actual.

Según el último barómetro del CIS, el PSOE baja 1,1 puntos respecto a enero y se queda como tercera fuerza con el 22 % de los votos en un resultado muy similar al logrado en las elecciones del 2016 (22,66 %). Podemos y sus confluencias suben seis décimas respecto a enero, hasta el 19,6 % de los apoyos. 

Ciudadanos continúa siendo la formación política con una mayor fidelidad de sus votantes, ya que el 80,8 % de quienes lo apoyaron en el 2016 volverían a hacerlo, seguida del PSOE (72 %); Unidos Podemos (71,6 %) y el PP (63,2 %). Un 7,9 % de los votantes del partido de Pablo Iglesias cambiarían sus preferencias en favor del PSOE.

En Marea, por su parte, sigue atascada en el 1,3 % de los votos que el CIS le atribuía en los últimos barómetros de octubre del 2017 y enero del 2018. Se mantienen, en consecuencia, las tres décimas que ha perdido en relación con las elecciones de junio del 2016. 

Iglesias, único de los grandes líderes que mejora su valoración

La nota amarga para Ciudadanos en el último sondeo del CIS llega en lo relativo a la valoración de los principales líderes. Albert Rivera, que en la anterior encuesta de enero fue el más valorado con 4,01 puntos, baja al tercer puesto con 3,79 puntos. También pierde apoyo el secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, que pasa de una nota de 3,68 a un 3,35, y el líder del PP, Mariano Rajoy, que cae desde el 2,87 que obtuvo en enero al 2,59 y se sitúa como el peor valorado. 

Más de la mitad de los encuestados, un 52,1 %, no tienen ninguna confianza en el jefe del Ejecutivo y un 30 % declara tener poca, mientras que un 10,1 % tiene bastante y solo un 1,5 manifiesta que mucha.

El secretario general de Podemos, Pablo Iglesias, es el único que mejora su valoración, aunque su puntuación (2,77 puntos) es la segunda más baja.

Rivera ve cerca una victoria de Ciudadanos

Nada más conocerse los resultados del barómetro del CIS de abril se han producido las primeras reacciones que alternan la cautela en el PP con la (casi) euforia de Ciudadanos. Albert Rivera cree que el sondeo consolida a su partido y ve ya «cerca» una victoria electoral de C's, que permita «pasar página» al bipartidismo e iniciar una nueva etapa con un proyecto «para todos los españoles y toda España». «Estamos muy satisfechos», ha subrayado Rivera, quien ha señalado a los suyos que estos datos del CIS deben servirles de «motivación» y no de «éxtasis» porque lo que demandan los españoles son políticos con un proyecto de futuro y que no les produzcan «dolores de cabeza» ni casos de corrupción, que es, precisamente, ha recalcado, «lo que les da el bipartidismo». 

.

El coordinador general del PP, Fernando Martínez-Maíllo, se ha mostrado, por su parte, cauto tras el barómetro: «Que el sondeo del CIS venga positivo hace que una media sonrisa aparezca. Pero nada de optimismos porque seguimos estando los primeros, pero todavía queda remontar». Sostiene que que la bajada del PP de nueve puntos respecto a las pasadas elecciones «pueden ser consecuencia del coste electoral de ser el partido que gobierna y de algunas circunstancias como lo que ha sucedido en Madrid», haciendo referencia a la dimisión de la expresidenta de la Comunidad, Cristina Cifuentes.

El secretario de Organización del PSOE, José Luis Ábalos, cree que la encuesta refleja un «triple empate» con el PP y C's y un escenario electoral «absolutamente abierto» en el que analizar los resultados «décima arriba o abajo es irrelevante». Según Ábalos, dado que el margen de error de la encuesta es del 2 % y que hasta que no hay tres puntos de diferencia entre un partido y otro no se puede hablar de distanciamiento, la diferencia de cuatro décimas por la que C's supera al PSOE no es indicativa.

Sube la preocupación por la corrupción y los políticos tras el caso Cifuentes

La nueva encuesta de intención de voto del CIS tenía como principal aliciente, además de confirmar o no si Ciudadanos se convertía en primera fuerza política, analizar en qué medida la crisis madrileña ha erosionado el apoyo al PP y si es el partido naranja el que recoge los frutos.

El barómetro se realizó durante los primeros días de abril cuando ya había estallado el caso del máster de Cristina Cifuentes. En las jornadas en las que el centro demoscópico consultó a los ciudadanos se produjeron las explicaciones de la expresidenta en la Asamblea de Madrid sobre este fraude. Lo que no recoge la encuesta son los posibles efectos de su dimisión, tras salir a la luz una grabación del 2011 en la que aparecía tras ser pillada robando cremas en un supermercado, ya que esta no se produjo hasta el 25 de abril.

Según el sondeo, el paro sigue como primer problema nacional, aunque se anota su menor número de menciones de los últimos años y se queda en un 62,3 %. Le siguen la corrupción y el fraude, con un 38,3 %, casi cuatro puntos más que en marzo, y la clase política, que sube casi un punto y medio y llega al 27,4%.

También repunta en casi tres puntos la inquietud por la independencia de Cataluña (11 %). Es necesario recordar que coincidiendo con el trabajo de campo de los encuestadores del CIS se produjo la decisión de la Justicia alemana de no entregar para ser juzgado por un delito de rebelión al expresidente catalán Carles Puigdemont, quien había sido detenido el 25 de marzo en territorio germano.

El sondeo apunta que los partidarios de que el Estado reconozca a las comunidades autónomas la posibilidad de convertirse en independientes se han incrementado en casi tres puntos en un mes y alcanza el 10,4 % de los españoles. 

El sondeo apunta que los partidarios de que el Estado reconozca a las comunidades autónomas la posibilidad de convertirse en independientes se han incrementado en casi tres puntos en un mes y alcanza el 10,4 % de los españoles. 

En enero, C's ya superó a Podemos

El último barómetro del CIS con intención de voto data de enero de este año. Ese sondeo, el primero de este tipo tras las catalanas de diciembre, volvió a situar al PP como primer partido en estimación de voto, pero con su peor dato de la legislatura. En concreto, el centro demoscópico otorgó a los populares una estimación de voto del 26,3 %, 1,7 puntos menos que tres meses antes y siete puntos por debajo del resultado que le dio la victoria en las generales del 2016. El PSOE repetía segundo, aunque caía un punto respecto a octubre y marcaba un 23,1 %.

En enero la tercera plaza fue para Ciudadanos que, tras conseguir ser el primer partido no nacionalista que ganó unas elecciones autonómicas en Cataluña, mejoró 3,2 puntos respecto al anterior barómetro (de octubre del 2017) y se colocó por primera vez como tercera fuerza política del mapa electoral español con un 20,7 % en intención de voto. Los naranjas crecieron en año y medio 7,7 puntos, un incremento solo comparable con el momento de irrupción de las dos nuevas fuerzas políticas. Los de Albert Rivera se convirtieron, además, en la segunda formación en intención directa de voto, dos décimas por debajo del PSOE (el primer partido en voto expresado por los encuestados).

Unidos Podemos y sus confluencias, también subieron algo en febrero -recuperaron medio punto respecto al barómetro de noviembre- pero se quedaron en un 19 %, muy lejos de las expectativas de hace un par de años, cuando aspiraban a convertirse en la primera fuerza de la izquierda y competir directamente con el PP.

En Marea, la formación con menos fidelidad de voto, según el CIS

La Voz
Los diputados de En Marea en el Congreso
Los diputados de En Marea en el Congreso

El partido instrumental gallego también ocupa el farolillo rojo en cuanto a recuerdo de voto más simpatía

El esperado barómetro del CIS de abril atribuye a En Marea una estimación del 1,3 % de los votos (y una intención directa del 0,6 %) si hoy se celebraran unas elecciones generales. Es un porcentaje similar al que le atribuyeron en anteriores entregas del estudio demoscópico, y supone tres décimas menos que los logrados en los comicios del 2016.

El partido instrumental que dirige Luis Villares y tiene cinco diputados en el Congreso no sale bien parado en otros indicadores que refleja la encuesta. Según el CIS, la formación tiene los peores datos de fidelidad de voto. Solo el 37,5 % de los que optaron por esta papeleta en el 2016 repetirían. Es un porcentaje muy inferior al del resto de partidos, incluso de los que son sus aliados parlamentarios: Unidos Podemos logra el 58,6 %; Compromís-Podemos-EUPV el 64,6% y En Comú Podem el 71 %. Por su parte, el PP obtiene el 56,4%, el PSOE el 61,9% y  Ciudadanos el 77,3. 

Seguir leyendo

Valora este artículo

1 votos
Comentarios

Ciudadanos supera al PSOE, pero no a un PP en mínimos históricos