Detenido en un baño de Lepe un ucraniano que «hackeó» los hoteles de Donald Trump

Es el presunto responsable de sofisticados ciberataques a nivel mundial


Redacción

Un «hacker» ucraniano de 30 años de edad ha sido detenido en Huelva por agentes de la Policía Nacional, en colaboración con el FBI, como presunto responsable de sofisticados ciberataques a nivel mundial. 

El arrestado es considerado uno de los líderes de la organización criminal conocida en el ámbito de la ciberseguridad como «FIN7», dedicada a la ejecución de ataques informáticos contra compañías de los sectores de la restauración, hostelería y juegos.

Fue detenido en un baño de la localidad onubense de Lepe, según informa El Mundo

Junto con otros miembros de este grupo criminal, llevaba a cabo ataques informáticos contra empresas de restauración principalmente en Estados Unidos y Reino Unido. Vulneraban los sistemas informáticos de las compañías y obtenían las numeraciones de las tarjetas usada en los puntos de venta (TPV), según informa la Policía Nacional. La red habría atacado más de 100 compañías. 

Una de las víctimas de sus ataques fue Donald Trump, ya que, según El Mundo, la red «hackeó», entre otros, hoteles del presidente de Estados Unidos.

El ciberataque se realizaba mediante el envío de un correo electrónico de «phishing» que contendría un adjunto, generalmente un fichero de MS Office con carga maliciosa. La víctima, al abrir el fichero adjunto, iniciaría un proceso de descarga de un software malicioso desde un servidor que se utiliza para el control remoto de los sistemas de la compañía víctima. Los atacantes conseguirían no sólo el robo de datos y la transferencia de archivos desde la víctima sino también la persistencia en el acceso. Utilizando ese proceso, la organización habría atacado a más de 100 compañías en los que ha robado los datos de millones de tarjetas bancarias que posteriormente vendían en foros de «carding».

Valora este artículo

0 votos
Comentarios

Detenido en un baño de Lepe un ucraniano que «hackeó» los hoteles de Donald Trump