Telemedicina para una consulta entre médico y paciente en una sola pantalla

BHD Consulting ha llevado su herramienta a clínicas de España y varios países de Latinoamérica


Si la telemedicina parecía ya una posibilidad cada vez más cercana en los sistemas de los países más avanzados, el estallido de la pandemia del coronavirus ha terminado por imponerla casi como una necesidad en la reorganización que sigue a los periodos de cuarentena, para aliviar la asistencia a los centros de atención primaria y tratar de evitar cualquier rebrote. La empresa asturiana BHD Consulting es pionera en esta materia con el desarrollo de un sistema de alta tecnológía para facilitar una vídeoconsulta eficaz y viable entre médico y paciente.

Y es que, como recalca su responsable Jorge Areces, la telemedicina no se resume en atención domiciliaria por vía telefónica, ni tampoco por una conversación mantenida por vídeoconferencia al uso de plataformas como Skype o Hangouts, «eso no es una videoconsulta, porque no es un acto médico. Nuestra tecnología es una videconferencia donde tienes integrada toda la información sin moverte de la misma pantalla para poder hacer un acto clínico en condiciones. Cuando el médico está conectado con el paciente en el propio acto puede acceder al CIE-10 (la Clasificación internacional de enfermedades), al vademécum de medicamentos, puede prescribir una receta y todo sin tene que irse a otra pantalla a buscar su historia clínica, ni a otra para una receta, se hace todo desde el mismo sitio».

Areces destacó que el paciente no necesita ningún apliación especial para mantener la consulta a distancia con el médico, sólo una conexión a internet y un dipositivo con cámara «metes tu usuario y contraseña en un navegador y directamente accedes a tu portal de paciente y desde ahí puedes hasta pedir cita», además el responsable de la compañía destacó que, a diferencia de buena parte de los players que permiten vídeoconferencias, su herramienta respeta totalmente la legislación de protección de datos y está auditada por terceros.

BHD Consulting ya ha ofrecido sus servicios al hospital privado más grande de Castilla y León, el Santísima Trinidad de Salamanca, y también ha trabajado con centros de varios países latinomericanos, especialmente en Chile. Allí desarrollaron Midoctor.click  con 19 especialidades médicas, todas en servicios online ya que se trata de ser centro sanitario 100% digital, tanto para los afiliados del sistema público chileno como para el privado. Sus clientes destacaron que les permitía «prescindir de la consulta física facilitando la inclusión social a la salud y eliminando las barreras físicas». Con todo, buena parte de los servicios de la empresa asturiana se ofrecen como marca blanca a otras compañías, y de hecho esta ha sido una de las claves en su expansión.

Jorge Areces lo destaca al narrar la historia de la empresa. «Las primeras ideas nacieron en el año 2014, yo era director general en Cofas y veía que el sector sanitario tenía una necesidad imperiosa de cambio en digitalización, la farmacia necesitaba reinventarse y ofrecer nuevos servicios a los clientes porque el modelo que todos conocemos tiene una fecha de caducidad. Se nos ocurrió alguna idea de proyecto primero enfocada en el sector farmacéutico, pero luego se nos ocurrió que esto era más grande, que teníamos que llegar al farmacéutico, al médico, a los hospitales».

De hecho la idea original era crear un hospital digital con su propio equipo médico, algo que desarrollaron entre 2015 y 2018. Ese año «estábamos listos con una tecnología muy avanzada. Pero, como todas las empresas que nacen, el músculo financiero no era muy fuerte como para tener un equipo médico. Pensamos que teníamos la tecnología, el know how, toda la parte de márketing desarrollada ¿qué podíamos hacer? Viramos el modelo, porque tenemos una tecnología que no está al alcance de todo el mundo y empezamos a vendernos como marca blanca, para a ir a aquellos sitios donde tienen médicos».

En ese cambio fue fundamental el papel del Idepa. «Fue clave, sin el Idepa no estaríamos hoy aquí, en un momento en el que necesitábamos financiación de manera importante para ir adelante creyeron mucho en nuestro proyecto. Desde el primer día, les gustó, entendieron el proyecto inicial y cómo viraba hacia otro y fue fundamental para la sostenibilidad y el desarrollo de la empresa, sin ellos no lo hubiéramos podido llevar a cabo», destacó Jorge Areces. Gracias a la Sociedad Regional de Promoción del Principado de Asturias obtuvieron un préstamo participativo en 2017 por valor de 150.000 euros para impulsar su crecimiento en el marco del Fondo de Financiación Semilla, una línea destinada a la financiación de microempresas y pequeñas empresas innovadoras y tecnológicas, de elevado potencial de crecimiento, con el objetivo de fomentar el espíritu emprendedor y promover la atracción, impulso y consolidación de este tipo de empresas en Asturias.

De cara al futuro, Jorge Areces se marca como objetivo principal la internacionalización de la empresa ya que «parece que a España le está costando mucho desarrollar esta tecnología, hay otros países que están siendo mucho más permeables a este tipo de implantaciones» y citó dos proyectos en el horizonte, uno en Suecia y otro con clínicas francesas. En todo caso, afirmó que «para mí, mi sueño como empresario y asturiano sería poder implantar nuestra solución de telemedicina en el SESPA, sería como devolver lo que nos han dado en una región que necesita estos proyectos para crear un tejido industrial sostenible de empresas de tecnología».

Conoce nuestra newsletter

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Comentarios

Telemedicina para una consulta entre médico y paciente en una sola pantalla