El fabricante de munición Expal reanudará la actividad en Trubia tras un año de parón

El objetivo es estar funcionando a pleno rendimiento el próximo otoño

Fábrica de Expal en Trubia
Fábrica de Expal en Trubia

El fabricante de munición Expal retomará la actividad en su fábrica de Trubia, sin actividad desde hace más de un año, con el objetivo de estar funcionando a pleno rendimiento el próximo otoño, según ha anunciado hoy el presidente del Principado, Adrián Barbón. Fuentes sindicales han confirmado a Efe que la intención de la empresa sería retomar en mayo la actividad en esta factoría especializada en la fabricación de munición de mediano y gran calibre.

El fabricante de munición ejecutó a principios de marzo de 2020 un expediente de regulación de empleo (ERE) de extinción para los 52 trabajadores de su planta de Trubia, que supuso el cese de la actividad y que justificó por causas organizativas y productivas.

El acuerdo entre la dirección y el comité de empresa incluyó un plan social con prejubilaciones para los mayores de 55 años y una veintena de recolocaciones en una planta de Burgos, así como la creación de una bolsa de empleo para dar prioridad a la actual plantilla en caso de que la empresa decidiera retomar la actividad.

Esta bolsa de empleo «caducó» hace un año, aunque los sindicatos confían en que la empresa llame a antiguos trabajadores para la reanudación de la actividad.

Pese al cese de la actividad, Expal, que cuenta con otros seis centros productivos en España, mantiene las instalaciones del antiguo Taller de Municiones de Trubia, alquiladas hace cuatro años al Ministerio de Defensa durante una década.

Defensa de la industria ante Madrid

El anuncio de la reanudación de la actividad de Expal lo ha hecho Barbón durante su respuesta a una pregunta formulada en el pleno de la Junta General por la portavoz de IU, Ángela Vallina, sobre la situación de la industria asturiana en la que ha asegurado que su Gobierno no se pone «de perfil» sino que «va de frente» en defensa de los intereses de la industria asturiana.

Previamente, Vallina le había pedido que asuma «el liderazgo» y «tome las riendas» para defender ante el Gobierno central la Alianza por la Industria, suscrita el pasado mes de enero por todos los grupos parlamentarios salvo Podemos y los agentes económicos y sociales para reivindicar soluciones para el sector industrial asturiano, con especial atención a las empresas electrointensivas.

Además, ha remarcado que esa alianza, que representa «un consenso pocas veces visto», pretendía reforzar la postura del Principado pero ha considerado que hasta ahora «no se le está sacando todo el partido que se debiera», ya que a su juicio el jefe del Ejecutivo debería trasladar las reivindicaciones personalmente al presidente del Gobierno, Pedro Sánchez.

Barbón ha admitido que aún no hay fecha para un encuentro con Sánchez, que está visitando las comunidades autónomas para presentar los planes de recuperación, pero ha asegurado que los contactos con las ministras para la Transición Ecológica e Industria, de las que dependen las herramientas que se reivindican para el sector industrial, son «permanentes» aunque no se publiciten.

«Son perfiles muy políticos con los que mantenemos negociaciones políticas», ha dicho Barbón, quien ha recordado que el pasado mes de enero ya expuso «alto y claro» ante el Comité Federal del PSOE, en el que participó Sánchez, su defensa de la industria asturiana y su decepción con un estatuto para la industria electrointensiva que «defraudaba» las expectativas del Principado. 

Conoce nuestra newsletter

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Comentarios

El fabricante de munición Expal reanudará la actividad en Trubia tras un año de parón