Así es el gran proyecto de hidrógeno verde que Asturias envía a Europa

La Voz REDACCIÓN

IN ASTURIAS

El consejero Enrique Fernández en una visita a la regasificadora de El Musel
El consejero Enrique Fernández en una visita a la regasificadora de El Musel

La iniciativa persigue instalar más de 20 electrolizadores. Participarán empresas como Enagás, EDP, Duro, TSK, Naturgy, Imasa, Hunosa o Iberdrola

18 may 2021 . Actualizado a las 19:29 h.

El Principado de Asturias, en colaboración con varias empresas y agentes regionales, persigue instalar un conjunto de más de 20 electrolizadores que, en total, sumarán casi 395 megavatios (MW) para la producción de hidrógeno verde y su suministro a la industria, el transporte y el sector energético ante el interés de la la Dirección General de Crecimiento (DG Grow) de la Comisión Europea, a través de la European Clean H2 Alliance. La iniciativa, coordinada por la Fundación Asturiana de la Energía (Faen), aglutina parte de las ideas recabadas en la Mesa Regional del Hidrógeno y persigue contribuir a la descarbonización de la comunidad.

De este modo, integra 19 proyectos impulsados por empresas asturianas o con presencia en Asturias, como Enagás, Naturgy, TSK, Imasa, Grupo Zima, Hunosa, Duro Felguera, Nortegas, Rioglass, Iberdrola y EDP. Se trata de un plan de generación renovable de parques eólicos terrestres y offshore, plantas fotovoltaicas o miniturbinas hidroeléctricas, con conexión directa a red para almacenamiento energético. En definitiva, persigue instalar un conjunto de más de 20 electrolizadores (celdas para la producción de hidrógeno a partir de agua mediante electrólisis) que, en total, sumarán casi 395 megavatios (MW) para la producción de hidrógeno verde. La red propuesta se agrupa en esta primera fase en tres grandes bloques, pero pueden incorporarse más actuaciones. 

El primer bloque es un conjunto de electrolizadores conectados directamente a instalaciones de producción eléctrica renovable, de más de 500 MW de generación eléctrica, que alimentarían diez electrolizadores de unos 172 MW, para el sector del transporte o para la inyección directa a red. Un segundo bloque estaría constituido por una red de electrolizadores que permitirían mejorar el funcionamiento de la red eléctrica regional. Se trata de un conjunto de cinco electrolizadores que suman una potencia de 205 MW y que, directamente conectados a la red eléctrica, podrían destinarse a mejorar la seguridad del suministro regional y los servicios aportados por la red a los grandes consumidores. Finalmente, un tercer bloque estaría compuesto de una red de electrolizadores conectados a instalaciones industriales intensivas en energía. En este bloque se prevé inicialmente la instalación de más de cinco electrolizadores que suman una potencia de 18 MW.