La foto de Hillary que se convirtió en una pesadilla para una niña

Una pequeña posó con la política y las redes hicieron viral un «meme» cruel; la madre de la menor luchó para que fuera retirado


nueva york / e. la voz

Al principio de las primarias demócratas en Estados Unidos, una niña de cuatro años conoció a su ídolo. La pequeña se llamaba Sullivan y quería parecerse a Hillary Clinton. Lo consiguió en un mitin que la ex secretaria de Estado celebró en Charleston, Carolina del Sur. Sullivan vestía una elegante blazer y sujetaba un maletín en el que se podía leer «maletín del senador», en un claro guiño al pasado de su heroína. Con una sonrisa inocente posó con la ex primera dama de EE.UU. y con ambas manos sobre sus hombros, Clinton le dijo que parecía «una futura presidenta». Aquel momento fue inmortalizado y su orgullosa madre, Jennifer Jones, no dudó en enmarcar la imagen que hoy cuelga en una de las paredes del dormitorio de su hija.

Sin embargo, el sueño que se hizo realidad en el 2015, tornó en pesadilla un año más tarde. Fue después de que Donald Trump ganase las elecciones, cuando Jennifer se dio cuenta de que no era la única que tenía esa fotografía. La campaña demócrata la había subido a su cuenta de Flickr y de ahí, alguien la usó de la peor manera posible transformándola en un malintencionado «meme», que fue compartido miles de veces, tal y como relata The Washington Post

«Sentí como si hubiera fallado»

El texto que acompañaba la imagen acusaba a Clinton de aceptar dinero y refugiados de países que «mutilarían los genitales de las niñas, las casarían con un musulmán pedófilo y las lapidarían si no cubren su rostro». Varios amigos de Jones comprobaron que la imagen estaba circulando en redes sociales. «Sentí como si le hubiera fallado. Como madre, tu trabajo es proteger a tus hijos y yo no fui capaz de hacerlo», lamenta Jones en el Post. Se sintió perdida, no sabía qué hacer para que la foto de su hija dejase de circular.

Lo primero que pensó fue en contactar con un abogado, pero rápidamente se dio cuenta de que los 10 dólares a la hora que ella cobraba, no serían suficientes para pagar los servicios de un letrado. Comenzó entonces su propia lucha poniéndose en contacto con cada uno de los grupos de Facebook que habían difundido la imagen de manera perversa. Tras muchos mensajes y con la ayuda de sus amigos, Jones consiguió su primer objetivo: Men for Donald Trump, un grupo con más de 200.000 seguidores, fue el primero en retirar la instantánea. Pero ninguno más escuchaba sus súplicas. Los días pasaban y su desesperación aumentaba hasta que Jones descubrió, que la misma red que tenía la imagen de su hija, se convertiría en su mejor aliado.

Su caso llegó a oídos de la Liga Antidifamación (ADL) y el Centro Nacional para Menores Desaparecidos y Explotados. Ambas organizaciones luchan cada día contra decenas de casos similares, incrementados tras una carrera presidencial donde las redes sociales han sido el escenario de gran parte del debate político. «Somos bombardeados con casos de odio e intolerancia similares», revela Shaun Kozolchyk, directora de ADL, en el citado rotativo. Fue ella quien verificó que la campaña de Clinton tenía los derechos de autor de la imagen de Sullivan. Cualquier uso no autorizado de la misma, iba en contra de la ley. ADL envió un aviso de retirada a todos los sitios de origen y lo que parecía imposible, sucedió. El «meme» desapareció de Internet y la imagen volvió a ser lo que pretendió en un inicio: un buen recuerdo para una niña de 4 años que solo quería conocer a Hillary Clinton.

Valora este artículo

0 votos
Comentarios

La foto de Hillary que se convirtió en una pesadilla para una niña