¿Cómo pasar la noche dentro de un Ikea sin ser descubierto?

Dos jóvenes han contado su experiencia nocturna en las instalaciones de la multinacional en un vídeo de Youtube

Dos jóvenes belgas se cuelan en un Ikea Los dueños del canal de Youtube Bakuna Fatata colgaron su experiencia en la plataforma de vídeos

Redacción

La zona de exposición de habitaciones y viviendas de Ikea es una tentación para muchos de los usuarios de la firma escandinava de muebles. Los espacios dispuestos por los decoradores de la compañía pretenden hacer que los clientes se sientan como en casa, permitiendo que abran muebles, que se sienten en los sofás o que se tiren en las camas.

Pero, en algunos casos, la cosa se les ha ido de madre a los de la empresa sueca. Y muchos asiduos visitantes a Ikea han visto que esos coquetos habitáculos eran tan acogedores que hcieron lo posible por pasar la noche allí.

Tanto, que la compañía ha llegado a tener que a rogar, a través de una inusual petición, que los jóvenes dejen de pasar las noches en las instalaciones de Ikea, después de que se produjeran hasta diez incidentes de este tipo en Australia, Bélgica, Canadá, Estados Unidos, Japón, Países Bajos, Polonia, Reino Unido y Suecia.

Hace nada, dos chicas de 14 años fueron detenidas en Suecia después de que pasaran la noche y fueran descubiertas nada más abrir la tienda.

Pero uno de los casos más sonados, el de dos jóvenes belgas, no se supo hasta días después, cuando colgaron el vídeo con su experiencia en YouTube que se convirtió en viral, llegando a sumar más de 1,8 millones de reproducciones.

Los chavales, que tienen una cuenta en la red de vídeos llamada Bakuna Fatata, publicaron el vídeo bajo el nombre Dos idiotas de noche en Ikea. Y en él muestran cómo se esconden en un armario (durante 3 horas) antes de que se cierre la tienda y, posteriormente, disfrutan de los espacios del establecimiento una vez apagadas las luces y la música de ambiente.

Los jóvenes saltan en las camas, leen cuentos infantiles antes de dormir y se acuestan a descansar antes de introducirse de nuevo en el armario y esperar a que comience a sonar la música y lleguen los primeros clientes al Ikea. A continuación, salen del centro comercial y escapan corriendo, visiblemente nerviosos y excitados por su vivencia.

Ikea ha pedido que dejen de hacer estas acciones ilegales. «Nos encanta que la gente esté interesada en Ikea y que quieran vivir experiencias divertidas, pero la seguridad de nuestros trabajadores y clientes es nuestra máxima prioridad. Por eso no permitimos que se pase la noche en nuestras tiendas», dijo un portavoz británico de la firma de muebles a la BBC.

Comentarios

¿Cómo pasar la noche dentro de un Ikea sin ser descubierto?