El macarrónico inglés de Zapatero en Oxford

El ex presidente del Gobierno ofreció una charla en la prestigiosa universidad inglesa sobre la Europa después del «brexit» y la globalización

Zapatero y su inglés en una charla en la Universidad de Oxford El expresidente del Gobierno ofreció una conferencia el pasado jueves sobre la Europa después del «brexit» y el futuro de la globalización

El inglés nunca ha sido el fuerte de José Luis Rodríguez Zapatero. No lo era cuando era presidente del Gobierno y a día de hoy continúa atragantándosele. Así lo demuestra un vídeo del socialista durante una conferencia en la Universidad de Oxford.

Zapatero fue invitado el pasado jueves a ofrecer una charla en en el auditorio del Magdalen College sobre el futuro de Europa después del brexit y la globalización, en el marco del ciclo Madariaga -que impulsan la propia universidad y el Magdalen College en colaboración con la Oficina para Asuntos Científicos y Culturales de la Embajada de España.

En el vídeo, que dura unos 40 segundos, se puede ver al socialista sentado en una mesa en la que solo hay un micrófono, un vaso de agua y unos folios de papel con su discurso.

El expresidente no levanta la vista de los papeles en ningún momento, pero lo que más llama la atención es su pronunciación, que suena más a español que a inglés. «Benefitis» (benefits), «regulasions» (regulations), «inmigreision» (immigration) o «guan poin faif persant» (1.5 %) son algunas de las incorrecciones fonéticas que cometió Zapatero.

La reacción de las redes sociales ante el vídeo de Zapatero en Oxford, entre la burla y la indignación, no se hizo esperar.

Parece que, cinco años después del fin de su segunda legislatura, no ha mejorado su conocimiento de la lengua inglesa. Porque no es la primera vez que el inglés de Zapatero se convierte en noticia.

Es muy recordado su escuento «thanks» (gracias) en respuesta a una periodista que le pidió, en inglés, que le respondiera en esa misma lengua «cómo han ido las conversaciones». «Hablo en español», zanjó el entonces presidente del Gobierno.

También fue objeto de numerosas bromas su frase «every day, all day, bonsais» (todos los días, todo el día, bonsais) durante una visita al palacio de la Moncloa de los políticos francés y alemán Jacques Chirac y Gerhard Schröder.

Pero Zapatero no es el único exdirigente español a quien se le atraganta el inglés. Tampoco el presidente actual, Mariano Rajoy, sabe defenderse en la lengua de Shakespeare. Pocos han olvidado su «it's very difficult todo esto», que pronunció durante un encuentro con el ex primer ministro británico David Cameron.

Tampoco se queda atrás José María Aznar quien, si bien se maneja en inglés mejor que Zapatero y Rajoy, ha llegado a hablar en español -aquel famoso «estamos trabajando en ello»- con un curioso acento texano durante una rueda de prensa conjunta con el expresidente de Estados Unidos George W. Bush.

El macarrónico inglés de Zapatero en Oxford