La aplaudida respuesta de Bardem a una pregunta machista en Cannes

El actor presentó hoy en Cannes junto a Penélope Cruz su nueva película «Todos lo saben»


Javier Bardem y Penélope Cruz presentaron en el Festival de Cannes su nueva película Todos lo saben, del director iraní Asghar Farhadi. Durante la rueda de prensa de presentación del filme la tensión creció hasta límites insospechados tras la pregunta de un periodista chileno, que quiso bromear con el actor y consiguió todo lo contrario.

«¿Qué se siente al ser el único hombre del mundo que disfruta trabajando con su mujer?», le espetó el periodista. El gesto de Javier Bardem cambió de repente para mostrar su enfado y no tuvo reparo a la hora de contestar que «la pregunta es de un mal gusto tremendo». Fue entonces cuando un sonoro aplauso sonó en la sala por la contestación que dio y tomó la palabra Penélope Cruz. La actriz quiso zanjar el tema asegurando que no tienen pensado trabajar juntos «cada dos años. Lo haremos de vez en cuando, cuando consideremos que está bien, pero no muy a menudo», aclaró. 

La primera vez que Javier Bardem y Penélope Cruz coincidieron delante de las cámaras ni siquiera eran pareja. Fue en Jamón, Jamón, un filme dirigido por Bigas Luna en 1992. Cinco años más tarde volvieron a coincidir en Carne Trémula, con el director que años más tarde convertiría en musa a Penélope Cruz, Pedro Almodóvar.

Diez años más tarde, el matrimonio se puso a las órdenes de Woody Allen con Vicky Cristina Barcelona y en ella compartían escenas con Scarlett Johansson. El consejero, dirigida por Ridley Scott fue la siguiente película en la que Penélope y Javier compartieron guion junto a Michael Fassbender y Cameron Díaz.

Loving Pablo, la cinta basada en el libro Amando a Pablo, odiando a Escobar, fue la última película en la que el matrimonio coincidió y en la que Bardem encarnó el papel de narcotraficante y Cruz compartió protagonismo interpretando a su mujer.

Valora este artículo

2 votos
Comentarios

La aplaudida respuesta de Bardem a una pregunta machista en Cannes