«Supervivientes»: La enésima emboscada a Sofía Suescun para convertirla en ganadora

Muchos de los seguidores del programa ven un claro favoritismo a la hora de centrar prácticamente muchas de las tramas y vídeos en la ganadora de «Gran Hermano»


Redacción / La Voz

Que Sofía Suescun es una de las favoritas para alzarse con el premio final de Supervivientes es prácticamente un hecho desde que comenzó el reality. La ganadora de una de las últimas ediciones de Gran Hermano nunca ha salido del universo de Mediaset. Ha sido tronista en Mujeres y hombres y viceversa y visitante asidua de Sálvame y Sábado Deluxe, entre otros programas de Telecinco. Así que su participación en Supervivientes no hacía que presagiar un nuevo tour de ella y su entorno por los principales platós de Mediaset. Más aún cuando justo antes de entrar entró de forma colateral del universo Chabelita Pantoja, todo un hit con bodas, divorcios e idas y venidas que parece que no hacen más que dar dolores de cabeza a la matriarca que ve todo desde su refugio en Cantora, casi sin poder creerse que la niña de sus ojos haya terminado siendo pasto de la prensa y los programas del corazón de los que prácticamente vive sacando todo el partido posible a los montajes que se le ocurren o le proponen.

Así que si durante los dos meses que lleva Supervivientes en antena, con un éxito de audiencia que sorprende, porque a pesar de que no ofrece nada nuevo bajo el sol, sigue conquistando al público gala tras gala siendo casi imbatible para su competencia. Únicamente la estrategia de Telecinco de contraprogramar al estreno de La catedral del mar el pasado miércoles no le salió todo lo bien que creía, y la serie de Antena 3 se impuso a la ración extra del reality de esta semana (que serán cuatro en total). Eso sí, Jorge Javier Vázquez, quiso en la gala del jueves sacar pecho y enviar un mensaje muy claro a la serie. «Espero que no estés diciendo que Supervivientes lo ven 800 millones de personas. Nos ven como treinta catedrales juntas», afirmaba el presentador en directo.

Y es que Supervivientes envió esta semana a Honduras al fantasma del futuro, que no es otro que el próximo concursante de la edición que viene, como ya hizo en otras ocasiones el reality. ¿Y quién es esa persona con plaza ya asegurada para el próximo Supervivientes? Pues no es otro que Alejandro Albalá, exmarido de Chabelita Pantoja y exnovio de Sofía Suescun (que dejó a la concursante tras su acercamiento a Logan en las primeras semanas del reality), que hace solo unos días a punto estuvo de llegar a las manos con otro concursante, Alberto Isla, padre del hijo de Chabelita Pantoja y que, tras años casi sin hablarse, han retomado la relación (auque no se sabe por cuanto tiempo ya que los rumores de infidelidades son insistentes). En fin, que sí, que la mayoría casi necesita un esquema para entender las enredadas relaciones cruzadas de todos ellos.

Pues bien, después de que los Supervivientes se rebozarán un jueves más en el barro y el lodo para conseguir un ansiado plato de espaguetis con albóndigas, uno a uno fueron atravesando una especie de túnel para encontrarse al otro lado con Alejandro Albalá. La mayoría desconocía físicamente quien era, pero se situaron al decirle el nombre. El momento más morboso lo protagonizó junto a Logan, al que Jorge Javier Vázquez le pidió que le mintiese y que le dijese que era un trabajador del programa, algo que levantó las sospechas del asturiano. Entre los dos se cortaba la tensión. «No hemos venido a hacer amigos, por los menos yo, y él tampoco… No va a sacar ninguno de aquí» le decía el recién llegado, mientras que Logan le pedía disculpas por su beso con Sofía. «La primera semana fue la que convivimos. Nos dimos un par de besos y nada… Por mi parte tengo que decir que no quise que esa situación fuera a más», decía.

Pero el plato fuerte aguardaba para el final, cuando fue Sofía la que se encontró con Alejandro Albalá. La gran favorita para ganar Supervivientes, si el apoyo del público a Raquel Mosquera se lo permite, recibió con cierta alegría a su expareja, pero este arremetió contra ella sin piedad alguna. «Para la gente falsa e hipócrita no tengo tiempo. Después de todo lo que se ha dicho de beso por aquí, beso por allá,… Sabiendo que me fuiste infiel», le espetó segundos después de verse. «Yo ahora solo tengo buen rollo con Logan», intentaba explicarse una Sofía convertida en víctima una vez más por el programa, en el que ha intercambiado ese papel por el de verdugo en numerosas ocasiones durante estas semanas. Pero la estocada de Supervivientes convierte a Sofía de nuevo en mártir al llegar un Alejandro Albalá lleno de fuerzas y de mucha información que él puede usar a su antojo (aunque prometió no revelar nada, puede influir en su estrategia en la isla durante el tiempo que se quede allí). Esto desestabilizará y mucho a unos concursantes, y sobretodo a Sofía, que llevan dos meses pasando hambre y penurias en Honduras, y afrontan la recta final del programa muy débiles.

Y es que el programa parece más un especial de Mujeres y Hombres y viceversa, que Supervivientes. Sofía y algunos de sus exnovios (mientras que los otros se pasean por los platós de Telecinco dando todo tipo de detalles sobre sus relaciones), copan la arena de Honduras. Logan (su último tonteo), Alejandro Albalá (su último novio) y Hugo Paz (también exnovio), casi desplazan al resto de Supervivientes.

En la última gala salió expulsado Francisco (mientras su mujer tenía que abandonar el plató por problemas médicos) y Sofía Suescun, María Jesús Ruiz y Raquel Mosquera están nominadas de nuevo para la próxima semana, en una gala en la que todo apunta, la exmiss recogerá sus bártulos y regresará a España de forma definitiva.

«Supervivientes»: Así es el brutal cambio físico de los concursantes

C. Aldegunde

Más de dos meses pasando pasando hambre y al sol de Honduras han dejado una huella visible en los participantes

Supervivientes es, como su propio nombre indica, un concurso donde poner a prueba la capacidad de supervivencia. Aunque el programa se ha puesto en algunas ocasiones en entredicho, con robos de comida y otras estratagemas para hacer la estancia en la isla más llevadera, lo cierto es que con el paso de las semanas, el cambio físico en los concursantes es cada vez más visible. No en todos, como ocurría en otras ocasiones no todos cuerpos reaccionan igual a la falta de comida, y son los concursantes que entran con más peso en los que más se notan las penurias que pasan en la isla. Algunos ya se encuentran en España después de abandonar la isla y han comenzado a recuperar el peso perdido, pero a los que aún les resta casi un mes en el programa los cambios que muestran ahora mismo no son definitivos, y los que lleguen a la gran final aún sufrirán más cambios. 

Seguir leyendo

Conoce nuestra newsletter

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Comentarios

«Supervivientes»: La enésima emboscada a Sofía Suescun para convertirla en ganadora