¿Debe dividirse California en tres estados?

La iniciativa impulsada por un empresario de Silicon Valley se someterá a votación el próximo mes de noviembre

Efe

Más de 39 millones de habitantes y una superficie que supera la de países como Alemania, Italia, Polonia o Rumanía. Por eso, muchos consideran que el estado de California, tal como está configurado hoy en día, es ingobernable. Tras varias iniciativas frustradas, la campaña impulsada por un ejecutivo de Silicon Valley se votará en noviembre y los habitantes de este enorme estado de la costa oeste de Estados Unidos podrán decidir si quieren didivirlo en tres.

Tim Draper, inversor que ha fundado más de 400 empresas en Silicon Valley y cuenta con una de las mayores fortunes en criptomonedas de Estados Unidos, ya había intentado dividir California en seis estados hace un par de años. En el 2106 no logró a tiempo los apoyos necesarios. Ahora sí. La iniciativa Cal 3 ha logrado más de 600.000 firmas y las autoridades acaban de confirmar que hay más de 385.000 válidas, la cantidad necesaria para que pudiese ser votada en las elecciones del próximo 6 de noviembre. 

.

Draper defiende que la división de California en tres Estados independientes permitiría a las comunidades regionales tener mejores decisiones para sus ciudadanos en cuanto al sistema escolar, el pago de menos impuestos y la mejoras en infraestructuras, entre otros ámbitos. «El gobierno de California está fallando a sus ciudadanos de formas cruciales», dijo la portavoz de su grupo, Peggy Grande. «La realidad es que en buena parte del Estado, es difícil para sus ciudadanos tener éxito. Los californianos merecen un futuro mejor», agregan los promotores de la iniciativa, que han bautizado los nuevos estados como Califronia, Norte de California y Sur de California.

El objetivo de la plataforma es dividir California en estados más pequeños y manejables al estilo de Carolina del Norte y Carolina del Sur, o Dakota del Norte y Dakota del Sur. Si la medida sale adelante, el gobernador de California trasladaría su puesta en práctica al Congreso estatal, primero, y posteriormente la escisión tendría que ser ratificada por el Congreso federal en Washington. En caso de que así fuese, sería la primera escisión de un Estado actual desde la creación de Virginia Occidental en 1863.

Los críticos con esta iniciativa sostienen que costaría millones de dólares en impuestos a California y que aumentaría la burocracia.  Además, hay quien esta medida no le parece suficiente, como el grupo de activistas conservadores que hicieron una declaración simbólica de independencia al fundar «Nueva California». Sus partidarios sostienen que los actuales y pasados gobernantes de California no han cumplido con sus deberes y obligaciones con el pueblo californiano. Además, aseguran que las acciones del presente gobernador del estado, el demócrata Jerry Brown, y de su equipo pretenden establecer «una tiranía» sobre California y «Nueva California» a través de «repetidas injurias y usurpaciones». Entre los principales responsables de la propuesta de «Nueva California» figura el presentador radiofónico Paul Preston, un conservador y partidario del presidente, Donald Trump. Asimismo, la iniciativa «Calexit» ha hecho campaña en los últimos años para que California se convierta en un país al margen de los Estados Unidos. 

Valora este artículo

0 votos
Comentarios

¿Debe dividirse California en tres estados?