Las 15 razones que nos ha dado el cine para tener un amor de verano

Románticos, cursis, empalagosos, tristes, pasionales, platónicos, prohibidos, aventureros o dramáticos... amores de verano inolvidables que han marcado la historia de la gran pantalla y la nuestra también

A.I.

Tantos amores de verano nos ha dado el cine que a todos nos ha hecho soñar alguna vez con protagonizar alguna vez un guion parecido. Ese amor fugaz, espontáneo e inolvidable que forma parte de los tres meses más intensos de tu vida. ¿Quién no ha tenido esa sensación de enamoramiento justo cuando acaba la película?. El cine nos ha teletransportada a la historia de amor perfecta con personajes ideales y finales felices que, al menos durante la hora y media que dura nos devuelven a lo ideal de las historias de amor.

Hoy, con las redes sociales sabemos donde está cada persona y hasta conocemos a su familia entera por «stalkear» todas las fotos. Eso ha provocado que la magia de lo desconocido, de la coincidencia y de la magia del amor de verano se haya ido perdiendo con el paso del tiempo. La tecnología ha enfriado tanto las historias de amor, que ya no se mantiene la intriga de saber cuando volverás a ver aquel chico o aquella chica que conociste en las vacaciones de verano.

A continuación, una lista con las quince películas que han idealizado las historias de amor transcurridas en los meses más calurosos del año. 

 1. «El diario de Noah» (2004)

En una residencia de ancianos, un hombre visita a diario a una mujer que padece demencia y le lee un cuaderno de notas donde se detalla la historia de amor de dos jóvenes. Es la historia de Noah Calhoun (Ryan Gosling) y Allie Hamilton (Rachel McAdams), dos adolescentes de Carolina del Norte que, a pesar de vivir en dos ambientes sociales muy diferentes, se enamoraron profundamente y pasan juntos un verano inolvidable, antes de ser separados, primero por sus padres, y más tarde por la guerra. Es difícil resistirse a los encantos de este drama romántico juvenil, por previsible que parezca.

2. «Call me by your name» (2017)

Dos personajes llegados de dos esquinas del mundo se encuentran y viven un amor intenso de verano en un momento y un lugar en el que era casi imposible que eso ocurriera. Es el verano de 1983 en el norte de Italia y Elio Perlman (Timothée Chamalet), un chico ítalo-estadounidense precoz de 17 años, pasa los días en la villa familiar del s. XVII transcribiendo y tocando música clásica, leyendo y flirteando con su amiga Marzia (Esther Garrel). Elio tiene una estrecha relación con su padre (Michael Stuhlbarg), un ilustre profesor especializado en cultura grecorromana, y su madre Annella (Amira Casar), una traductora, y entre ambos le han dotado de una amplia cultura en un entorno que rebosa de encantos naturales. Aunque la sofisticación y don intelectual de Elio podrían sugerir que es un adulto hecho y derecho, todavía tiene cierta inocencia y temas en los que desarrollarse, especialmente en los del corazón.

Un día, Oliver (Armie Hammer), un cautivador investigador americano que trabaja en su doctorado, llega para ayudar al padre de Elio como becario durante el verano. En medio del soleado esplendor de este marco, Elio y Oliver descubrirán la embriagadora belleza del despertar sexual a lo largo de un verano que cambiará sus vidas para siempre.

 3. «Grease» (1978)

La historia de amor entre la dulce Sandy y el rebelde Danny Zuko narrada en el verano de 1959. Dos adolescentes que luego de terminar el verano se despiden pensando en que no volverán a verse. Inesperadamente, se encuentran en el instituto Rydell, pero la actitud de Danny ya no es la misma: ya no es el chico encantador y atento que encandiló a Sandy; ahora es engreído e insensible.

 4. «Dirty Dance» (1987) 

La historia de una alumna (Jennifer Grey) y un profesor de baile (Patrick Swayze) quienes coinciden en un hotel de las montañas de Catskill (160 km al noreste de Nueva York) durante las vacaciones de verano: ella como huésped, él cómo profesor y bailarín del centro. Cuando la joven ve al bailarín, queda encandilada y se forma entre los dos una atmósfera cómplice a través del baile.

La película, que se centra en los principios de la década de los 60, resalta las diferencias entre la clase trabajadora y la media-alta norteamericana, que harán que esta historia de amor se complique: el comienzo de la ruptura de las «normas sociales» y el despertar de la libertad sexual.

 5. «Mi chica» (1991)

El primer amor. Anna Chlumsky interpreta a una niña obsesionada con la muerte por dos motivos, su madre muere y su padre es encargado de una funeraria. Está enamorada de su profesor de inglés y se apunta en verano a unos cursos de poesía sólo para impresionarle. Thomas J. (Macaulay Culkin), su mejor amigo, es alérgico a las abejas. Y, su padre vivirá un amor con su maquilladora de cadáveres (Jamie Lee Curtis) pero esta relación será interrumpida por la niña, quien además se enamorará de su mejor amigo.

 6. «El Talento de Mr.Ripley» (1999)

Jude Law, Gwyneth Paltrow y Matt Damon protagonizan un thriller psicológico de amor, ambición, atracción y celos bajo el verano de la Italia de los años cincuenta. Basada en la novela homónima de Patricia Highsmith. Tom Ripley (Damon) es enviado a Italia por el magnate Herbert Greenleaf con el fin de convencer a su hijo, Dickie (Law), a volver a los Estados Unidos y dirigir el negocio familiar. Cuando llega a su destino y conoce al mujeriego Dickie y a su novia Marge Sherwood (Paltrow), empieza a mantener una relación de amistad con ambos gracias a sus mentiras y artimañas (haciendo creer a Dickie que estudiaron en la misma universidad y que comparten la misma pasión por el jazz). Sin embargo, cuando Dickie empieza a cansarse de su compañía y de su dependencia, los sentimientos de Ripley se desmoronan al ver cómo puede desaparecer el nuevo estilo de vida al que se ha acostumbrado, por lo que tendrá que sacar de nuevo a florecer su talento para la supervivencia.

 7. «Antes del amanecer» (1995)

Dos pasajeros se conocen en un tren de camino a Budapest y Viena. Durante el trayecto, ambos se sienten atraídos y deciden bajarse juntos en la capital austriaca. Al llegar la noche, estos dos viajeros se conocen a fondo, discuten y revelan cuestiones diversas como la vida, la muerte, el amor y el sexo. Visitan muchos lugares de Viena mientras conversan y se dan un beso mientras disfrutan del paisaje. Pero al otro día deben separarse y seguir cada uno por su camino. Antes de despedirse, acuerdan reencontrarse en el mismo lugar, a la misma hora, seis meses más tarde sin pasarse ningún dato de contacto.

 8. «(500) días juntos» (2009) 

Tom es un joven que cree en el amor. Summer todo lo contrario. Se conocen en la oficina donde ambos trabajan para una agencia que hace tarjetas de felicitación y, ella ingresaba como la nueva secretaría y el era un arquitecto con dotes de escritor. Aunque aparentemente está fuera de su alcance, Tom pronto descubre que tienen cosas en común. Día tras día, se va narrando la historia de Tom y Summer desde el enamoramiento, las citas y el sexo hasta la separación, las recriminaciones y la redención, todo lo cual se suma al caleidoscópico retrato del porqué y el cómo seguimos esforzándonos de modo tan risible para encontrar sentido al amor. El día 488, Summer espera por Tom en su lugar favorito de la ciudad y habla con él. Summer le explica que él tenía razón con respecto a que sí existía el amor verdadero, pero que estaba equivocado acerca del amor entre ellos. Ella dice que se casó porque se sintió segura sobre su esposo, algo que no le sucedió con Tom. Doce días después, Tom asiste a una entrevista de trabajo y conoce a una chica que también está aplicando para el mismo empleo y comienza una nueva historia.

9. «Verano del 42» (1971)

Bajo el contexto de la Segunda Guerra Mundial, tres amigos pasan las vacaciones de verano en una isla de Nantucket, en Massachusetts. A pesar de que estaban viviendo un momento de tensión, en esa isla reinaba la paz. Mientras sus dos compañeros se interesan por las chicas de su edad y por jugar, Hermie (Gary Grimes) se enamora de una mujer joven, Dorothy (Jennifer O'Neill), casada con un piloto militar, quien luego fallece en plena guerra.

10. «Locuras de verano» (1955)

Una turista americana soltero de cuarenta años llamada Jane llega ilusionada a Venecia, con una romántica imagen de la ciudad de los canales espera encontrar al amor de su vida. La vida la cruzará con Renato (Rossano Brazzi) un italiano encantador, pero casado y con hijos. Él le oculta su familia y Jane sin saber lo que escondía acepta vivir esta aventura. Luego, se decepciona al enterarse de la verdad. Decepcionada, intenta dejarlo, pero no puede hacerlo y acepta la situación y a Renato. Los dos viven un romance más apasionado que romántico hasta que Jane decide partir.

11. «Secreto en la montaña» (2005)

La historia de amor entre dos vaqueros. Heath Ledger y Jake Gyllenhaal le dieron vida a Ennis del Mar y Jack Twist, dos jóvenes que se conocieron durante un verano, en 1963, contratados para cuidar de unas ovejas. El amor en la montaña cambiará sus vidas para siempre, aunque después lleguen a casarse y tener hijos. Al terminar su trabajo ambos vuelven a sus ciudades, Ennis contrae matrimonio con su prometida Alma Beers (Michelle Williams) y Jack se va a Texas, donde conoce y se casa con una vaquera de rodeo llamada Lureen Newsome (Anne Hathaway). 

Luego de cuatro años, Jack y Ennis se vuelven a encontrar y Alma los ve besarse apasionadamente. Jack propone que vayan a vivir juntos a un pequeño rancho, pero Ennis, atormentado por un recuerdo doloroso de su infancia de un homosexual asesinado en su pueblo, teme que cualquier intento por vivir juntos terminase en tragedia. También se muestra incapaz de abandonar a su familia. Sin atreverse a consolidar su relación Ennis y Jack terminan viéndose en «viajes de pesca» de vez en cuando.

 12. «Jamón, jamón» (1992)

José Luis (Jordi Mollà) es el hijo de un acaudalado matrimonio dueño de una fábrica de ropa interior masculina donde trabaja Silvia (Penélope Cruz), su novia. Cuando esta se queda embarazada, José Luis promete casarse con ella, sin importarle la opinión de sus padres. Con el fin de frustrar esa boda no deseada, la madre decide contratar a un joven aspirante a torero (Javier Bardem) para que seduzca a la joven, ya que no concebía a Silvia como una buena mujer para su hijo. Todo empezará a complicarse cuando Raúl se enamora de Silvia y esta descubre que todo fue planeado por la madre de su novio.

13. «La tentación vive arriba» (1955)

Al igual que muchas familias de clase media, Richard Sherman (Tom Ewell) se ha quedado trabajando en el verano mientras su mujer y sus hijos disfrutan de unas vacaciones en la playa. Siguiendo las recomendaciones de su esposa, está dispuesto a dejar de fumar, de beber, a acostarse pronto. Pero esto se pone difícil de cumplir cuando su vecina (Marilyn Monroe) es una actriz de publicidad y modelo que tiene alquilado el apartamento de arriba mientras trabaja en el rodaje de unos anuncios de pasta de dientes para televisión. Esa noche, Sherman tiene una conversación imaginaria con su esposa, en la que intenta convencerla de que las mujeres le encuentran irresistible, incluida su secretaria, una enfermera y la madrina de boda de Helen, pero ella se ríe de la situación. En ese momento, una tomatera se estrella sobre su tumbona: la mujer del apartamento de arriba la ha hecho caer accidentalmente, y se asoma desde el piso superior para disculparse. Sherman aprovecha para invitarla a una copa.

14. «El graduado» (1967)

Benjamín Braddock (Dustin Hoffman) regresa a su casa al terminar sus estudios universitarios. La señora Robinson (Anne Bancroft), una amiga de la familia, se encapricha con él y lo hace su amante. Pero cuando Benjamín conoce a su hija Elaine (Katharine Ross), todo se complica. Un drama familiar porque el padre de la joven quiere que salga con Benjamín, pero su mujer no por estar interesada sexualmente con el muchacho. Después de encontrarse varias veces con la señora Robinson, quien le prohíbe ver a su hija, Benjamín se enamora de Elaine y lucha por volverla a ver y declararle su amor.

15. «Como si fuera la primera vez»

Henry Roth (Adam Sandler) es un mujeriego veterinario de la fauna marina que se enamora perdidamente de la adorable Lucy Whitmore (Drew Barrymore). El problema es que ella cada mañana se despierta habiendo perdido toda la memoria del día anterior. Cree, inocentemente, que cada día es 13 de octubre de 2002. Su hermano y padre actúan como si fuera ese día, el cumpleaños del padre, para evitar que Lucy sufra y descubra el accidente. Una historia de amor en la que Henry no tendrá más remedio que reconquistarla cada día.

Valora este artículo

0 votos
Comentarios

Las 15 razones que nos ha dado el cine para tener un amor de verano