La respuesta de Pedro Duque a la ocurrencia de Iker Casillas

El portero se columpió con una publicación sobre una de los hitos de la carrera espacial y el minsitro de Ciencia no dudó en contestarle


Una conversación entre amigos se le ha ido de las manos a Iker Casillas. Tras un debate con varios conocidos, el portero ha publicado en su cuentas de Instagram y Twitter que  nunca se ha creído que el hombre haya llegado a la Luna. «Conversión absurda entre amigos. ¿Pisamos la Luna o no? El año que viene se cumplirán 50 años y no hemos vuelto a ir. Yo pienso que nos metieron un gol considerable», asegura el portero.

Pero su contribución al futuro de la astronomía no se quedó ahí.  El guardameta además ha animado a los usuarios que le siguen, unos 13 millones, a que voten si Neil Amstrong pisó la luna o fue un burdo montaje de la NASA. Y el resultado de la encuesta tampoco tiene desperdicio. Un 45 % de los que han participado coinciden con el portero del Oporto y tampoco se creen del todo la misión del Apollo 11. 

Tras convertirse el portero en trending topic, el ministro de Ciencia ha entrado al trapo y le ha contestado. Pedro Duque le ha recordado a Casillas que «los hechos no cambian opine la gente lo que opine». 

¿Por qué no hemos vuelto a la Luna?

Xavier Fonseca
El día que abandonamos la Luna El astronauta Eugene Cernan, que ha fallecido a los 82 años, viajó dos veces al satélite y fue la última persona en dejar la superficie lunar como miembro de la tripulación del Apolo 17 en 1972. Antes de subir al módulo lanzó un mensaje a la Tierra

Estados Unidos incluso ha perdido capacidad tecnológica para llevar astronautas a la Estación Espacial y tiene que echar mano de cohetes rusos

Hace 45 años Gene Cernan, astronauta del Apolo 17, dejaba la última huella de un ser humano sobre la superficie lunar. Desde entonces la exploración humana se ha ceñido exclusivamente a la órbita baja de la Tierra. Pero que no hayamos regresado al satélite no significa que no estuviésemos allí. Este es uno de los principales argumentos del movimiento que niega la llegada del hombre a la Luna. Para entender esa pérdida de interés es imprescindible recordar el origen de la carrera espacial. En los años de la Guerra Fría, la tensión entre la Unión Soviética y los Estados Unidos traspasó las fronteras de nuestro planeta. La ciencia y la tecnología fueron los grandes beneficiados de este conflicto. En solo una década, la potente inversión en las respectivas agencias espaciales permitió llevar a un hombre al espacio, Yuri Gagarin y el alunizaje del Apolo 11, que decantó el pulso del lado de los americanos. Sin embargo, tras ese hito protagonizado por Neil Armstrong, no había más ambición. El hombre viajó al satélite natural por motivos políticos y no científicos. Así que la Nasa programó seis misiones más y en diciembre de 1972 abandonó las misiones Apolo.

Seguir leyendo

Valora este artículo

0 votos
Comentarios

La respuesta de Pedro Duque a la ocurrencia de Iker Casillas