¿Qué me pongo si aún estoy blanco?

TIENES UN ABANICO DE COLORES para elegir, pero no te encuentras con ninguno. Por mucho que te apetezca, que la mano no se te vaya a los más vibrantes si aún no has podido pisar la playa, pero tampoco te quedes corto. Tu piel tiene que diferenciarse... por muy pálida que esté


Sí, un año más estás viendo el adelanto de la nueva colección y tú aún no has podido ni ponerte tu top ten veraniego. Apenas has pisado la playa y todavía no han empezado tus vacaciones, por lo que tu piel no está blanca de forma natural, no. Está pálida y adquiriendo tintes amarillentos porque aún no ha podido broncearse. En este estado tan poco favorecedor, lo que menos favorece, efectivamente, es la ropa de verano. Pero estamos en verano, así que te toca lidiar con tu look todas las mañanas.

Por mucho que te encante ese top verde flúor, aún no es el momento. Tampoco para forzar con los estampados que vayan en esa dirección tan vibrante. Y si te maquillas es cierto que siempre le darás un poco de color a la cara, pero no te pases si no quieres que el contraste con el cuello y el escote te delate.

Como la cosa no es tan fácil, hemos acudido a una experta en estilismo, Ana López, la personal shopper de El Corte Inglés. «Una de las bases para la asesoría de imagen es precisamente el colorido», señala. El hecho de tener una tonalidad fría o cálida marcará los tonos que más nos favorecen, tanto en invierno como en verano. Aun así, independientemente de cuál sea nuestra propia tonalidad, Ana nos da las claves de los colores que debemos evitar si no queremos parecer más pálidos. Y seguro que has caído en el error de vestirte con alguno de ellos. Apunta.

LO QUE NO DEBES LLEVAR

Primer consejo. Si todavía no estás moreno, lo mejor es que guardes las prendas blancas en el fondo del armario. «El blanco, o el blanco roto, es mejor ponerlos cuando ya tenemos un color en la piel», indica la experta. Y es que, de tanto blanquear, te blanqueas a ti mismo.

Segundo. Ojo también con los colores pastel, porque no son la mejor idea para disimular la palidez. «Con tonos muy pálidos y demasiado suaves no te vas a ver. Es mejor que utilices otros que te resalten la piel un poco más», señala Ana, que apuesta por colores más intensos, aunque sin pasarse. «Los colores flúor lo único que hacen es agudizar más lo blanca que está la piel», matiza. Entendido. Potenciar nuestro tono no significa potenciar el de nuestro look.

Los estampados tropicales, al contrario de lo que pueda parecer tras leer estas líneas, no están prohibidos. Y el color melocotón, en líneas generales, siempre potencia un poco más el efecto bronceado. También lo consiguen los beis y los tostados, sin olvidar el buganvilla. Claro que los tres primeros son territorio de las personas cálidas, y el último, de las frías. Aquí vuelve a cobrar importancia el tema de las tonalidades. «Si eres fría, te quedarán bien el rojo intenso, el ultraviolet, el denim, los rosas y los azules en general. De hecho el azul marino te permitirá construir looks navy para esta época», apunta la personal shopper, que añade que a las cálidas les favorecen más las tonalidades tierra, los marrones, los dorados, los caquis, los naranjas, los amarillos, los corales, el turquesa o el lavanda.

Si bien esta es la base para construir la mejor propuesta cromática para cada persona, tampoco hay que lanzarse a ella a lo bravo. Si estás pálido, importa tanto que el color te favorezca como que la intensidad sea la adecuada al tono de tu piel. Recuerda, llegado este punto ni te pases ni te quedes corto.

¿Y la elección del bikini o del bañador? Esa sí que es una decisión complicada. De nuevo, evita los colores más llamativos, como el fucsia o el amarillo, porque el efecto blanqueador será inmediato.

Aunque parezca contradictorio, la ausencia de color vale para cualquier tono de piel. Sí, el negro favorece más a unos que a otros, pero es un básico al que nadie renuncia porque nunca queda mal. «El negro siempre va a realzar más en una persona fría, pero en un estado de palidez, aunque seamos cálidos, mejor que el blanco va a quedar siempre», afirma la personal shopper, que lo define como «el color que tiene que estar en todo armario». ¿Ya sabes lo que te vas a poner hoy?

Para potenciar nuestro tono no tenemos que intensificar el del look”

Valora este artículo

0 votos
Comentarios

¿Qué me pongo si aún estoy blanco?