Chiara Ferragni apuesta por un Dior clásico y romántico

Los Ferragnez se mimetizaron con el entorno barroco siciliano


Quería una boda de cuento y la princesa de la moda lo consiguió. Chiara Ferragni apostó por un vestido de Maria Grazia Chiuri, directora artística de Dior, para darle el sí quiero a su pareja y padre de su hijo Leoncino, el rapero Fedez. La propia Chiara había avanzado en Instagram la firma que iba a confeccionar su traje, así que parte del misterio ya estaba resuelto, aunque nadie sabía exactamente cómo sería ese vestido. La influencer optó por una creación clásica, de corte muy romántico, que combinaba la artesanía tradicional (con el cuerpo de croché) y un tul abullonado en la cintura, más afrancesado. Para mí demasiado clásico y recargado como el barroco siciliano de Noto, lugar donde tuvo el enlace. El peinado, un recogido con mechones suelto, y el maquillaje natural, ayudaron a la it girl a relajar una imagen un tanto encorsetada por esa combinación regia de la parte superior del vestido. Para llevar ese cuello cisne tienes que ser Grace Kelly. Es cierto que los Ferragnez son capaces de darle el toque cool a cualquier exceso (solo hay que ver ese cuerpo totalmente tatuado del novio), porque no me quiero imaginar a otros posando en ese jardín de flores, rodeados de damas de rosa (vestidas, eso sí, por Alberta Ferretti), sin que la cosa no se les fuera de las manos. A mí, salvando las distancias, la boda me tiene un punto también Kim Kardashian-Kayne West por la abundancia estética y floral. Pero si la imagen de Kim y Kayne besándose fue durante años la foto con más likes, no dudo de que ahora los Ferragnez, que suman más 20 millones de seguidores en Instagram, no consigan superarlo. Tiene que ser un estrés casarte y estar pendiente de subir todo a la Red. Hoy la felicidad de este matrimonio, no lo duden, se cuenta por likes.

Valora este artículo

0 votos
Comentarios

Chiara Ferragni apuesta por un Dior clásico y romántico