«Voy a dar las campanadas en bolas»

Se confiesa risueña y pizpireta y es de las que se apuntan a un bombardeo: «Soy de Papá Noel, los Reyes Magos, Carnaval, Halloween... Todo lo que conlleve fiesta me entusiasma». No es cotilla ni le interesa la vida de los demás, pero sueña con entrevistar a la reina Letizia. «Ya no tengo nada que demostrar, tengo mis horas de vuelo y la gente sabe quién soy», dice Carmen Alcayde


Érase una mujer de corazón pegada a una sonrisa. Carmen Alcayde (Valencia, 1973) regala y despierta sonrisas con pasmosa naturalidad. Derrocha simpatía y buenrollismo por los cuatro costados: «No soy de penurias. Este año he tenido problemas, pero eso es para mí. Siempre veo el lado positivo de cada momento y tiro para adelante, ya pasará». Nos conquistó hace quince años desde Aquí hay tomate, donde revolucionó, junto con Jorge Javier Vázquez el mundo del famoseo. Hoy, hace doblete en TeleMadrid con Aquí hay madroño, dedicado al corazón y con Plan Renove, un concurso familiar. «Ahora mismo no renovaría nada. Soy feliz con la vida que llevo. Ojalá, me quedara así eternamente». Y para el 2019: «Salud y seguir como estoy».

-El corazón es lo tuyo, Carmen. Estás al frente de «Aquí hay madroño», donde comentas junto a David Valldeperas las aventuras y desventuras de los famosos en TeleMadrid.

-Pues sí. Me gusta hacer corazón, porque me divierte mucho, me lo paso genial y creo que eso se me nota y lo transmito. Además, estoy muy contenta con la acogida del programa, porque el público se entretiene, curioseando sobre lo que ha dicho este famoso o el otro. Lo contamos con gracia, le damos chispa, siempre de un modo sano, para evitar enfados y cabreos. No pisamos líneas rojas.

-Con este nuevo programa es como una vuelta a tus inicios, al «Aquí hay tomate» que tanta popularidad te regaló. ¿Crees que ha cambiado la forma de hacer corazón?

-Yo creo que no. La base es la misma. Observar las vidas de nuestros famosos, sus bodas, cuando tienen hijos, cuando se separan… Lo que han cambiado son los personajes. Pero nos sigue interesando descubrir cómo son las vidas de los otros. En el fondo, somos muy cotillas y nos entretienen sus dimes y diretes. Al final, se parece a una telenovela.

-¿Tú eres también un poco cotilla?

-¿Yo? Nada en absoluto. Soy cero cotilla. Ni me interesa ni me pica la curiosidad con la vida de los demás. Fíjate que quizá ahora por el programa o por dedicarme durante tantos años al corazón, se me podría haber pegado algo, pues nada, chica. Ni hablo ni curioseo sobre la vida de los demás.

-Hablando de corazón. Y a ti, ¿te tiran más las emociones o te mueves más por la razón y la reflexión?

-Soy muy emocional. Me guío por los sentimientos. Primero actúo y luego pienso. No lo puedo evitar. Además, soy muy ingenua e inocente. Caigo en todas las que me preparan, soy tan ingenua que no veo venir ni una.

-Te descubrimos hace quince años en «Aquí hay tomate» con Jorge Javier. ¿Qué queda de aquella Carmen y cómo has cambiado desde entonces?

-Sigo teniendo el mismo nervio y siendo igual de pizpireta y risueña, pero tengo todavía más ganas e ilusión que antes. Quince años después -¡uf! cómo suena eso-, estoy más asentada, me siento más madura y me quiero un poquito más. Recuerdo que por entonces mi mayor deseo era tener hijos y formar una familia y hoy ya tengo a mis niños junto con mi marido. Además, he ganado en seguridad, porque ahora no tengo que demostrar nada, ya tengo mis horas de vuelo y la gente sabe quién soy.

-Como periodista y reportera, ¿cuál es ese personaje famoso al que sueñas entrevistar? ¿A quién te gustaría hincarle diente?

-¡Uf! Tantos... Miguel Bosé, Julio Iglesias, la infanta Cristina, pero sobre todo me encantaría entrevistar a la reina Letizia.

-¿Y qué preguntas no podrían faltar en tu cuestionario?

-Pues lo primero que le preguntaría es: ¿Cómo ha llegado hasta ahí? Y, ¿cómo ha aprendido a hacer de reina cada día y hacerlo tan bien? Si le costó mucho dejar de ser periodista para convertirse en reina. Si lee la prensa rosa, incluso si está informada de todo lo que se dice y se escribe sobre ella y, claro, cómo sobrelleva las críticas. Le haría tantas preguntas.

-Y del formato del corazón a un concurso, porque acabas de estrenar en TeleMadrid el programa «Plan Renove». Ya haciendo doblete.

-Eso es. Es un concurso familiar chulísimo que consiste en renovar dos muebles o electrodomésticos de las casas de los participantes respondiendo a una serie de preguntas, pero si no responden correctamente, les precintamos con candados los enseres que querían renovar. De tal forma que pasarán un mes sin poder hacer uso de sus objetos. Es muy divertido y esperamos que enganche al público.

-Por cierto, ¿qué renovarías tú de tu vida?

-Pues… [se queda pensando]. Ahora mismo nada, la verdad. Soy feliz con la vida que llevo. Ojalá me quedara así eternamente.

-¿Con qué soñaba de niña Carmen Alcayde?

-Con ser actriz. Con los años, me vine a Madrid a estudiar Periodismo y me gustó tanto el oficio que aquí sigo y ya no lo cambio por nada. Fíjate, luego he hecho cosas de actriz y no te creas que me llama ahora lo de meterme en el papel de otro. Hoy, me gusta hacer de Carmen.

-Cambiando de tercio. Vas a presentar las campanadas de Fin de Año con David Valldeperas, tu media naranja en «Aquí hay madroño». ¿Ilusionada?

-Mucho. Estoy muy feliz y contenta. Creo que es la tercera vez que voy a dar las campanadas desde la Puerta Sol, pero es tan emocionante, que es como si fuera la primera vez.

-¿Nos puedes desvelar algún detalle del estilismo que lucirás la última noche del año?

-Voy a dar las campanadas en bolas. Ja, ja, ja. Las transparencias y los escotes de vértigo no son nada en comparación con darlas en bolas. Lo digo en serio. ¡Ja,ja,ja!

-¿Estarás acompañada de tu marido desde la madrileña Puerta del Sol?

-¡Qué va! Mi marido me ha dicho que él prefiere tomarse las uvas tranquilamente desde casa con los niños viéndonos por la tele. Ya después del directo y de brindar por el nuevo año, iré a casa a seguir la fiesta con los míos.

-¿Disfrutas de las Navidades o te dan pereza?

-Disfruto como una niña pequeña de estas fiestas. Me encanta volverme loca como los críos y descubrir los mercadillos navideños, decorar la casa, ir a ver el encendido de las ciudades, cantar y bailar… Este año repartiré las fiestas: la Nochebuena la celebraré en Valencia y las uvas me las comeré en Madrid desde la Puerta del Sol.

-¿Eres más de Papá Noel o de Los Reyes Magos?

-Yo soy de todo. De Papá Noel, los Reyes Magos, Carnaval, Halloween… Todo lo que conlleve fiesta, diversión y alegría me entusiasma. Yo soy de las que se apuntan a un bombardeo.

-En la cuenta atrás de este 2018, ¿qué balance haces?

-Un año más, vivido y disfrutado. Ha habido de todo, pero esas cosas son mías, para mí, no soy de penurias. He tenido problemas y dificultades, pero siempre veo el lado positivo de cada momento, tiro para adelante, soy así.

-¿Y qué le pides al 2019?

-Seguir como estoy con salud, disfrutando de mi familia y divirtiéndome con mi trabajo. Deseo que la gente tenga salud y trabajo para tirar para adelante. A nivel profesional, al 2019 le pido poder seguir con mis monólogos, donde hablo desde el humor de temas cotidianos: de chicos, de relaciones sentimentales, de manías…

403 Forbidden

Forbidden

You don't have permission to access /votacion/pixel_votos_responsive.php on this server.


Apache/2.2.22 (Debian) Server at www.lavozdeasturias.es Port 80
Comentarios

«Voy a dar las campanadas en bolas»