Muere tres días después de que le toque el Gordo de la Lotería

José Luis Rodrigo López fue uno de los agraciados con uno de los décimos premiados del Gordo de la Lotería que tocó en la administración número 5 de Huesca


José Luis Rodrigo López era un conocido comerciante de Huesca que el pasado 22 de diciembre tuvo la suerte de ser uno de los agraciados con el premio Gordo de la Lotería de Navidad a los 84 años. Junto a su hermano había regentado durante años unos almacenes textiles situados en el Coso Bajo de Huesca.

El propio día de la Lotería de Navidad, mientras paseaba por el barrio de San José se dio cuenta de que el Gordo de la Lotería había tocado en la administración número 5 donde él había comprado su décimo. El 03.347 era su número, la suerte estaba de su parte y de la de sus amigos, a los que al igual que él, les habían tocado los 400.000 euros al décimo correspondientes al primer premio del sorteo.

Dos días después, el lunes 24 de diciembre por la mañana, José Luis fue a cobrar el premio, pero ya por la noche se encontró indispuesto, acudió al servicio de urgencias del hospital San Jorge donde permaneció ingresado en la UCI, donde posteriormente falleció.

También en La Voz

Comentarios

Muere tres días después de que le toque el Gordo de la Lotería