La confesión de Pablo Motos: el día que el presentador perdió todo su dinero

Acaba de mudarse con su novia a una vivienda de 300 metros en pleno corazón del exclusivo barrio de Salamanca, en Madrid, pero hace unos años vivió una de las peores experiencias de su vida


Pablo Motos acaba de instalarse junto a su pareja, Laura Llopis, en una vivienda que ambos compraron hace ya tres años junto al Retiro, en pleno corazón de Madrid. Se trata de un piso de 300 metros cuadrados ubicado en un edificio histórico que, desde entonces, instalados en Las Ventas, han estado rehabilitando. No es este el único capricho que se permite últimamente el presentador: en los últimos años ha adquirido junto a su socio Jorge Salvador, el otro artífice de El Hormiguero, varias propiedades a orillas del Mediterráneo, cerca del Cabo de la Nao, en Jávea, amplísimos terrenos con piscina y zona de barbacoa para invertir, tanto en alquiler como en venta. La inmobiliaria que se encarga de esta urbanización tasa las villas en más de un millón de euros cada una. Parece, pues, que las finanzas de Motos gozan de buena salud, y eso que el conductor del programa de las hormigas juró y perjuró que nunca más iba a meterse en ese tipo de cosas. Así lo recordó la semana pasada durante la visita de Vicente Vallés a Antena 3, donde confesó que hace algunos años perdió todo su dinero durante la crisis inmobiliaria.

Charlaban ambos compañeros de cadena sobre inversiones, después de que las indiscretas hormigas le preguntasen al invitado si tenía algún dinero invertido en bitcoins, cuando Pablo Motos comentó que en ese terreno nunca jamás se había metido: «Yo aprendí la lección hace tiempo de este tipo de cositas», apuntó. Trancas y Barrancas quisieron saber más y siguieron preguntando, hasta que su jefe desembuchó.

«Yo hice una inversión. Todos mis amigos estaban haciendo inversiones, y entonces venían y ya les falta solo el puro. Y yo les decía: 'Pero tíos, no invirtáis en la bolsa'. Y todos: 'Pero macho, si es que estamos ganando. Si es que estamos ganando'. Ya les veía a los tíos con un coche, con un tal», contó Motos, quien reconoció que finalmente acabó cayendo en la tentación e invirtió todo su dinero en bolsa. «Y me estalló la burbuja inmobiliaria en la cara. Una mañana pasé de tener bastante dinero a perderlo todo en cuatro o cinco horas», reveló.

De aquel episodio, que ahora Motos cuenta como una batallita más, el presentador de televisión dijo haber aprendido una gran lección: «Es mucho mejor trabajar de lo que sabes y no meterte en lo que no sabes». Debió de aprender algo más que el escarmiento. 

Valora este artículo

0 votos
Comentarios

La confesión de Pablo Motos: el día que el presentador perdió todo su dinero