Una foto, la prueba de la supuesta infidelidad de Guillermo a Kate Middleton

La traición en el matrimonio habría ocurrido cuando la duquesa de Cambrigde estaba embarazada de su tercer hijo


Una fotografía ha vuelto a desatar la polémica sobre la supuesta infidelidad del príncipe Guillermo de Inglaterra a su esposa y madre de sus tres hijos, Kate Middleton. Cuando la intervención de Buckingham Palace parecía haber calmado las aguas, la difusión de una imagen en la que se ve al segundo en la línea de sucesión al trono inglés junto a Rose Hanbury, marquesa de Cholmondeley, lo ha complicado todo de nuevo.

Muchos han visto en esta fotografía la confirmación de que los rumores eran ciertos. Y los ingleses miran con cierta perplejidad este escándalo que afectaría al hijo mayor de  Diana de Gales, víctima y gran sufridora de la relación oculta que mantuvieron durante años el príncipe Carlos y Camila de Cornualles. Hay que recordar que durante años, la popularidad del ahora matrimonio estuvo por los suelos, y han tenido que pasar dos décadas desde la fatídica muerte de la princesa del pueblo, para que los ingleses aceptasen a Camila. «Mira que si la historia se repite», dice mi amiga Laura, que todavía no se cree que el príncipe Guillermo sea capaz de tal cosa.

Guerra en los juzgados

Nuevo varapalo para Antonio David. Hace veinte años que Rocío Carrasco y Antonio David Flores se separaron, pero lejos de ir solucionando conflictos poco a poco, cada vez parece que aumentan más. La hija de Rocío Jurado ha dado un paso más en su guerra encarnizada contra su exmarido, al conseguir que sea juzgado por un presunto delito de alzamiento de bienes. La Audiencia Provincial ha desestimado, según adelanta Vanitatis, el recurso que había interpuesto el ex guardia civil.

No parece que el conflicto, ya enquistado en los juzgados, entre Rocío Carrasco y Antonio David Flores se vaya a solucionar de forma amistosa o fácil. Tras acusaciones mutuas de infidelidades, unos malos tratos que el juez no admitió a trámite, y dos hijos que decidieron «huir» de casa de su madre para vivir junto a su padre, su actual esposa y su hermana, la situación está muy lejos de ir a mejor.

Derroche de amor

En plena Semana Santa malagueña. Besos y arrumacos es lo que no pararon de darse  Paula Echevarría y Miguel Torres mientras asistían a una de las procesiones. La actriz no dejó de sacarse selfis, y subir vídeos a las redes sociales de la procesión de Jesús Cautivo, después de pasar un fin de semana con amigos en Marbella.

View this post on Instagram

Málaga ❤️ #SemanaSanta2019

A post shared by Paula Echevarria (@pau_eche) on

Comentarios

Una foto, la prueba de la supuesta infidelidad de Guillermo a Kate Middleton