¿Melania Trump lo ha vuelto a hacer?

La primera dama estadounidense lució de nuevo un vestido blanco que deja intuir que prescinde de nuevo del sujetador y que sugiere que lo del 4 de julio no fue un descuido

EFE

Redacción

¿Lo habrá vuelto a hacer Melania Trump? Eso es lo que se preguntan muchos en Estados Unidos, si la primera dama ha prescindido de nuevo de la opresión del sujetador. La duda la plantean las fotografías tomadas el pasado domingo, cuando la exmodelo de origen esloveno regresó a la Casa Blanca y lució un elegante vestido blanco de aires retro acompañado de unos impresionantes stilettos. La esposa de Donald Trump ya se convirtió en trending topic durante la celebración del acto presidencial del pasado 4 de julio, cuando vistió un modelo blanco de Carolina Herrera sin brasier y la abundante lluvia le jugó una mala pasada marcándole el pecho más de lo deseado. Su decisión el aguacero resultaron ser una mala combinación. Ahora muchos se preguntan si la mujer del magnate está mandando alguna especie de mensaje (Free the Nipple, libera el pezón) o si simplemente se une a una tendencia que irán adoptando otras celebridades.

Melania Trump no deja de ser noticia estos días. Primero le robó el protagonismo a su marido el día de la fiesta nacional estadounidense. Sus imágenes dieron la vuelta al mundo. Estilistas americanos plantearon que la primera dama había cometido un error de previsión. Algunos criticaron el modelo elegido al margen de la situación creada por la lluvia porque «no favorecía la espléndida figura de Melania». Hubo también quien lanzó un dardo destinado a los republicanos, insinuando que si a su predecesora, Michelle Obama, le hubiera pasado lo mismo las reacciones serían más duras y muchos conservadores no hablarían de descuido, sino de falta de estilo. De hecho, en numerosas ocasiones se ha criticado a la esposa de Barack Obama por sus outfits, considerados a veces demasiado informales, y se le han destinado consejos del tipo «más manga y menos brazos».

La primera dama de Estados Unidos también acumuló titulares por otra noticia curiosa: la estatua que levantaron su honor en Eslovenia, su tierra natal. La figura de madera intentaba reproducir el momento en el que Melania asistía a la toma de posesión de su marido, Donald Trump, como presidente de Estados Unidos el 21 de enero del 2017. En la escultura se aprecia el traje azul y un saludo similar al que realizaba ella mientras paseaba junto al presidente entre la multitud en aquella jornada, pero la obra está realizada de forma muy tosca y por eso se ha hecho viral en los últimos días como el nuevo Ecce Homo.

Comentarios

¿Melania Trump lo ha vuelto a hacer?