La trágica muerte de Annabel, la heredera de dos fortunas millonarias inglesas

La joven, de tan solo 15 años, pereció en un accidente de quad cuando se encontraba de vacaciones


Redacción / La Voz

La tragedia no entiende de posición social ni de los ceros que tenga la cuenta corriente: afecta a ricos y pobres por igual. Uno de los casos más recientes es el duro golpe que sufrió la familia del fundador de Asos, que perdió a tres de sus cuatro hijos en un atentado yihadista en Sri Lanka (en el que también pereció una pareja de gallegos). Ahora, una desgracia similiar ha sumido en la tristeza a una de las familias más ricas de Inglaterra. Ben Goldsmith y Kate Rothschild han perdido en un accidente de quad a su hija mayor, Iris Annabel Goldsmith, de tan solo 15 años. 

El accidente ocurrió en la finca familiar que poseen en Somerset, situada a unos 200 kilómetros de Londres. Pese a la rápida intervención de los servicios de emergencia, los sanitarios nada pudieron hacer por salvar la vida de Annabel, que murió aplastada por el vehículo. Con ella viajaba otra persona de la que no ha trascendido ni su identidad ni si está herida. 

La joven probablemente se convertiría en unos años en heredera de una de las fortunas más grandes de Inglaterra, la que formas los Goldsmith y Rothschild, que supera los 300 millones de libras. La expareja, que se separó en el año 2012, tiene otros dos hijos en común, Frank e Isaac, de 13 y 11 años, que se encontraban en la residencia familiar. 

Tags
Comentarios

La trágica muerte de Annabel, la heredera de dos fortunas millonarias inglesas