Ester Expósito: «Dejen de hablar de resultados de cirugías que no tengo»

MARTÍN BASTOS LA VOZ

INFORMACIÓN

Raúl Terrel | europa press

La actriz ha estallado contra todos aquellos que «engañan a la gente» con informaciones falsas

10 oct 2020 . Actualizado a las 18:51 h.

Ester Expósito ha gritado a los cuatro vientos que no, no ha pasado por el quirófano para mejorar su aspecto. La joven de veinte años es uno de los rostros del momento en España y a nivel internacional. Su papel de niña rica y engreída en la serie Élite de Netflix fue el punto de partida de una carrera cuya fama sube como la espuma, al igual que lo hacen sus seguidores en Instagram. Con 25,7 millones de followers, Expósito es la española con más influencia en esta red social y es el medio que ha utilizado para contestar a todos aquellos que «engañan a la gente» con informaciones falsas.

La actriz ha estallado contra los «supuestos profesionales y determinados medios de comunicación» a los que ha pedido que dejen de utilizar su imagen para hablar de «resultados de cirugías que no tengo». Expósito asegura que no se ha realizado ninguna cirugía estética: ni rinoplastia, ni diseño de cejas, ni aumento de labios y ni bichectomía.

Además, hace referencia a todos los jóvenes que la siguen «a los que podrían influir estas mentiras».

Amor prohibido

Solo amigos. Concha Velasco ha hecho una confesión a Bertín Osborne sobre uno de los rumores que llevan décadas circulando: su relación con Manolo Escobar. Es la primera vez que habla abiertamente sobre su historia con el cantante, hasta ahora todo eran especulaciones. «He estado enamoradísima de un señor, pero decidí que no, me hice súper amiga de su mujer. Anita y yo decidimos ser amigas, Anita era su mujer y yo su novia», reconoció. «Manolo me gustaba un huevo, yo me lo pensé y dije "para qué voy a destrozar un matrimonio". Le dijimos a Anita que nos gustábamos muchos pero que habíamos preferido ser amigos», dijo Velasco ante la estupefacción de Osborne. También habló de su matrimonio con Paco Marsó: «Se portaba bien con todo el mundo, menos conmigo».