Sara Carbonero e Iker Casillas, juntos pero no revueltos

Arantza Furundarena MADRID / COLPISA

INFORMACIÓN

Sara Carbonero e Iker Casillas
Sara Carbonero e Iker Casillas

La expareja coincidió en la boda de unos amigos en Valladolid el pasado fin de semana

20 jul 2021 . Actualizado a las 12:08 h.

Dicen que de una boda sale otra boda. Pero se ignora si también, una reconciliación. Sara Carbonero e Iker Casillas podrían ser los primeros en demostrarlo si el efecto euforizante y aglutinante del enlace al que asistieron los dos el pasado fin de semana en Valladolid consigue que vuelvan a replantearse su relación después de cuatro meses separados.

No parece muy probable, pero cosas más raras se han visto: naves ardiendo más allá de Orión, y a Jennifer López y Ben Affleck darse una segunda oportunidad 17 años después de haber cancelado su boda, por ejemplo...

Aquí los que se casaban, en la rutilante finca Lago de Maito, eran Laura y Gonzalo, dos íntimos de Iker y Sara. Suele ocurrir que, tras una separación, los amigos de tus amigos dejan de ser sus amigos, pero Casillas y Carbonero hasta en eso han resultado atípicos. No solo se siguen llevando muy bien sino que además han evitado poner a sus allegados en la siempre dolorosa tesitura de una partición salomónica. El futbolista y la periodista posaron en la foto de grupo lo suficientemente juntos como para demostrar que entre ellos no existe el rencor, pero lo bastante separados como para no contagiarse el covid.

Ha llamado la atención una imagen de Instagram en la que Casillas aparece repantigado en un sofá biplaza junto a un sombrero de paja sospechosamente parecido al que acostumbra a lucir Sara Carbonero en verano.

¿Estaba ella a su lado en ese acogedor diván? ¿Fue ella quien le hizo la foto? Tratándose de una pareja que en su día emocionó al mundo con un espontáneo beso más fotogénico que el de Doisneau, cabría suponer que donde hubo fuego alguna brasa debería de quedar... Sin embargo, la realidad parece ser otra.

Carbonero, que se come la vida a bocados tras haber sobrevivido a un cáncer de ovario, podría estar saliendo con Kiki Morente, hijo del añorado cantaor Enrique Morente y hermano menor de la cantante Estrella Morente. Kiki, que en realidad se llama José Enrique, también se dedica al cante. Y lo dio de adolescente, encadenando una fiesta tras otra. Cuentan que su padre le quitaba las resacas con música de Haendel. También aseguran que ha cambiado y que ahora es mucho más formal. Aunque hay quien no opina lo mismo... «Sara Carbonero me ha quitado el novio», publicó a principios de julio en Twitter una gitana llamada Chabeli.

La culpa la tendría Vicky Marcos, amiguísima de Sara y esposa del percusionista de los Morente, que fue quien los presentó. Y parece que la periodista ha conocido ya a todo el clan, incluida la abuela nonagenaria. «Sería imposible vivir sin música» proclama Carbonero desde su Instagram. Ahí posa encantada con músicos y cantantes, pero ni rastro de Kiki...

Casillas también ejerce de solterón en sus redes sociales. Las fotos de su reciente periplo por el Caribe mexicano lo retratan solo o, como mucho, en compañía de un mono y de un indio maya.