Cristina Pedroche desvela que ha hecho un cásting de pediatras para su bebé: «He visitado al menos cinco»

P. V. LA VOZ

INFORMACIÓN

Cristina Pedroche, en el plató de «El Hormiguero»
Cristina Pedroche, en el plató de «El Hormiguero» ATRESMEDIA

La presentadora confiesa que, tras dar a luz a su hija Laia, se ha convertido en «una enferma de la información» y busca constantemente entender las razones tras las decisiones de los profesionales médicos

06 jun 2024 . Actualizado a las 17:57 h.

Aunque la maternidad es uno de los procesos más naturales de la vida humana, eso no quita para que el proceso sea duro y lleno de temores. Ese ha sido el caso de Cristina Pedroche, que ha confesado durante su visita a El Hormiguero que, tras tener a Laia, su primera hija, sentía pavor ante cada decisión que había que tomar. «Todo me daba pánico y lloraba sin parar», le ha dicho a Pablo Motos.

Fue eso lo que ha hecho que incluso algo tan sencillo, y que debería ser tranquilizante, como confiar en los profesionales para tratar a la recién nacida sea una auténtica odisea. «Me daba pánico ir al hospital, al pediatra, a ella a verla… Todo me daba pánico» , comenta la colaboradora televisiva, que reconoce que ha llegado a dudar de los propios médicos infantiles. «He hecho un cásting de pediatras», ha revelado. Y el proceso, al parecer, todavía no ha acabado, ya que todavía no ha encontrado el doctor que considera «adecuado» para su hija. «He visitado como a cinco», ha confirmado.

Y el germen de todos estos miedos ha sido, paradójicamente, la sobreinformación. Durante el embarazo, poseída por sus temores ante la inminente maternidad, la presentadora estudió «intensamente el parto» y, aunque reconoce que es un «privilegio tener acceso a la información y los recursos que existen actualmente», eso le ha llevado a ser lo que ella autodescribe como la «señora ¿por qué?», una «enferma de la información». Su ansia por conocer todos los detalles relacionados con la salud del bebé y las razones que hay tras los tratamientos y recomendaciones para con su hija la han llevado a cuestionar todas las decisiones y pautas que muchos pediatras le han dado durante estos meses.

«Un pediatra me dijo que mi leche no era suficiente para alimentar a mi hija», relató tras sus problemas durante las primeras semanas tras el nacimiento de Laia. Eso la llevó a buscar otro enfoque por parte de otro profesional. Y ahora, seis meses después del parto, Cristina Pedroche sigue todavía dándole el pecho a su niña. «Al primer mes ya decía que mínimo 6 meses, a los dos meses que un año y ahora ya no digo nada. Que sea lo que ella quiera», detalló en otra entrevista.

Esa experiencia la hizo reflexionar sobre el funcionamiento del sistema de salud, consciente de que ella tiene el «privilegio de poder elegir», algo que no le pasa al resto de mujeres. «No les echo la culpa a los médicos, hay grandísimos profesionales», destaca la madrileña, que apunta hacia el propio funcionamiento de los servicios de salud como el foco del problema: «La culpa es del sistema que los tiene todo el día trabajando y no les deja prepararse».

Cristina Pedroche cuenta todas estas experiencias en un libro, Gracias al miedo, que acaba de lanzar y que surgió precisamente después de dar a luz. Su doctora le aconsejó, ante el estado de confusión y ansiedad en el que se hallaba, que escribiese «como terapia». Al principio reticente, comenzó a esbozar algunas ideas en las notas del móvil, cuando la niña se quedaba dormida. Muchas de ellas eran cosas sin sentido, pero que poco a poco fueron tomando forma hasta acabar siendo material publicable. «He escrito mi historia, no un libro de autoayuda», confirma