Los jueces polacos plantan cara a la cruzada judicial emprendida por el Gobierno

Los conservadores en el poder consideran que la reforma del Supremo es parte de un esfuerzo indispensable para romper una casta de jueces, a quienes consideran corruptos y descendientes de sus predecesores comunistas

.

La cruzada emprendida por el Gobierno polaco para reformar el poder judicial se encontró ayer con un problema inesperado, y no procedente de Bruselas precisamente, sino de la propia judicatura. En su deseo de no dilatar un segundo más la remodelación del Supremo, el presidente de Polonia, Andrzej Duda, comunicó el pase a la jubilación de la titular del tribunal pero se encontró con que esta rechazó de plano abandonar el puesto.

«Mi estatuto de presidenta del Tribunal Supremo no cambia tras mi conversación con el presidente de la República. Mañana [por hoy] iré a trabajar porque la Constitución establece mi mandato en seis años (hasta 2020)», indicó magistrada Malgorzata Gersdorf.

El expediente de infracción abierto por la Comisión Europea el lunes no amedrentó a los jerarcas de Varsovia, a quienes la amenaza de sanciones comunitarias no ha disuadido de llevar a cabo su reforma, ni siquiera de suavizarla. Según los planes del Gobierno, un tercio de los jueces polacos del alto órgano deben abandonar inmediatamente sus cargos e ir a la jubilación anticipada. Para su sorpresa, los magistrados afectados prevén acudir hoy a su trabajo en procesión, vistiendo sus togas y haciendo piña con Gersdorf.

Los conservadores en el poder consideran que la reforma del Supremo es parte de un esfuerzo indispensable para romper una casta de jueces, a quienes consideran corruptos y descendientes de sus predecesores comunistas. La oposición de centro estima que el oficialista Partido Ley y Justicia (PiS) busca en realidad controlar el aparato judicial para un dominio total de las instituciones del Estado y viola uno de los principios fundamentales de la democracia que es la separación de poderes. La postura de la Comisión Europea coincide con la de la oposición.

Valora este artículo

2 votos
Comentarios

Los jueces polacos plantan cara a la cruzada judicial emprendida por el Gobierno