El lamento de una mujer accidentada: «Por favor no llames a la ambulancia, cuesta demasiado»

El incidente abre el debate sobre el coste de la atención médica en Estados Unidos

La escena del incidente, en un vídeo
La escena del incidente, en un vídeo
C. R.

La semana pasada, una mujer de 45 años quedó atrapada en la hueco entre un tren y el andén en Boston, Estados Unidos. El accidente le produjo un profundo corte en la pierna que llegó hasta el hueso. Más allá de su dolor, suplicó a las personas que acudieron a socorrerla que no llamaran a una ambulancia. «¿Sabéis cuánto cuesta una ambulancia?», dijo entre lágrimas.

En los vídeos publicados por varios medios estadounidenses, se ve cómo un hombre la sostiene, otro pasajero le coloca una botella de agua fría en la pierna, y al menos 10 personas empujan el convoy hasta moverlo lo suficiente para que la mujer pudiera salir.

Una testigo, identificada como Marleny Polanco, dijo al Boston Globe que después de un minuto, la mujer pudo sacar la pierna, que envolvieron en una especie de venda. Polanco relató que, a pesar de sus heridas, la mujer no quería que nadie llamara a una ambulancia, diciendo que le costaría miles de dólares.

¿Cuál era la cantidad que no podría cubrir? Jim Hooley, jefe de EMS de Boston, dijo que una ambulancia que transporta personas dentro de la ciudad cuesta entre 1.200 y 1.900 dólares como máximo para pacientes con las necesidades más urgentes, como la reanimación. 

El caso de la mujer ha llamado mucho la atención después de que una periodista del Boston Globe publicara una serie de tuits en los que hablaba del accidente y los costes de los servicios de atención médica en EE.UU. La publicación ha recibido más de 6.700 retuits y 13.000 me gusta.

También el comité editorial del New York Times escribió sobre el accidente bajo el titular «Este tuit capta el estado actual de la atención médica en los Estados Unidos». En Twitter, muchos usuarios expresaron su indignación porque el coste de los tratamientos médicos evitan que muchos ciudadanos busquen atención urgente. 

Valora este artículo

1 votos
Tags
Comentarios

El lamento de una mujer accidentada: «Por favor no llames a la ambulancia, cuesta demasiado»