Así se vivió el aterrizaje de emergencia en un vuelo de Ryanair

Una pasajera grabó los momentos de pánico que vivió junto a otras 188 personas durante el descenso súbito desde una altura de 12.000 metros


El pasado viernes un avión de Ryanair, con destino a la ciudad croata de Zadar, tuvo que hacer un descenso de emergencia en Fráncfort (Alemania), a causa de «un fallo en la estructura del avión» que hizo que la aeronave perdiera presión en la cabina. Según los registros, la aeronave pasó de los 12.000 metros de altura a los 3.000 en apenas siete minutos.

De los 189 pasajeros que iban en el vuelo, 33 tuvieron que ser hospitalizados por «dolor de cabeza, oídos y fuertes náuseas».

Minerva Galván, una española a bordo del avión de Ryanair ha podido grabar los momentos de angustia vividos durante el aterrizaje. En el vídeo publicado en su cuenta de Twitter, se observa a los pasajeros asustados, mientras las azafatas intentaban agarrarse a los carritos.

Galván relató que a mucha gente empezó a sangrarles los oídos y la nariz, que se sentían mareados y les dolía la cabeza. En sus publicaciones anteriores, dijo que «estaban abandonados» y pedía a ayuda a la compañía aérea. Más tarde, aclaró que finalmente Ryanair dispuso de un bus para trasladarlos nuevamente a Zadar.  

Al menos 33 hospitalizados por tras una brusca bajada de presión en un vuelo de Ryanair

Europa Press
.

Sufrieron «dolor de cabeza, oídos y fuertes náuseas» tras un aterrizaje de emergencia en la ciudad alemana de Frankfurt

Al menos 33 personas han tenido que ser hospitalizadas después de que el vuelo de Ryanair en el que viajaban tuviera que hacer un descenso súbito de emergencia desde una altura de 11.000 metros por causas todavía bajo investigación.

El vuelo, con destino a la ciudad croata de Zadar, acabó efectuando un aterrizaje de emergencia en Frankfurt (Alemania), según recoge el diario alemán Der Spiegel, citando a fuentes policiales.

La Policía alemana ha precisado que los hospitalizados están recibiendo atención médica por «dolor de cabeza, oídos y fuertes náuseas», debido a la caída de la presión en el Boeing 737, que transportaba en ese momento a 189 pasajeros.

Seguir leyendo

Valora este artículo

1 votos
Comentarios

Así se vivió el aterrizaje de emergencia en un vuelo de Ryanair