¿Cómo sacar rentabilidad a tu dinero fácilmente?


PATROCINADO

Ahorrar cierto capital (en función de la situación y las posibilidades económicas de cada uno) es una de las mejores decisiones que podemos tomar en nuestra vida y se convierte en un aspecto crucial a la hora de hablar de una óptima administración de las finanzas personales.

Cuando hablamos de ahorro, no nos referimos a un acto pasivo, puesto que es una decisión activa que necesita tanto constancia como disciplina. Además de ello, debemos buscar una serie de rendimientos extra sin asumir riesgos innecesarios, por lo que productos de inversión como el Depósito Facto se convierten en una de las opciones más idóneas para conseguirlo. ¿Has oído hablar de este producto de inversión con anterioridad? En este artículo destacaremos cuáles son sus ventajas.

Estas son las ventajas del Depósito Facto

Las personas ahorradoras persiguen obtener una serie de objetivos financieros a lo largo de su vida tal y como hemos mencionado anteriormente. Aunque principalmente el ahorro se consigue a través de un hábito responsable de administración financiera, existen ciertos productos que nos ayudarán más fácilmente a conseguir unos rendimientos extra por ese dinero que tenemos parado en el banco y que no nos están generando ninguna ganancia

Gracias al Depósito Facto, un depósito a plazo fijo 100% online, podemos obtener un rendimientos adicionales, sin asumir riesgos elevados y obtener uno de los tipos de interés más elevados del mercado, para este tipo de productos. Algunos de los ejemplos de su TAE actual son los siguientes:

1,004% TAE (1,00% TIN) para depósitos a 6 meses.

1,31% TAE* (1,30 % TIN) para depósitos a 12 meses.

Para poder constituir un Depósito Facto, lo primero que tienes que hacer es abrir una Cuenta Facto desde la cual podrás, posteriormente constituir tu depósito en función de tus preferecias de capital y plazo. Los pasos necesarios son los siguentes:

  • Acceder a su web cuentafacto.es y rellenar el formulario -que encontrarás en la pestaña Hazte Cliente- con tus datos personales y fiscales.
  • A continuación firma el contrato, de manera online o manuscrita.
  • Cuando tu Cuenta Facto esté activa, tan sólo deberás realizar una trasferencia desde otra de tus cuentas banacarias de otra entidad en la que seas titular a tu Cuenta Facto.

Por último, cuando el dinero transferido aparezca reflejado en tu Cuenta Facto, ya podrás constituir tu depósito con el importe y vencimiento que tú decidas.

Podrás configurar tu Depósito Facto a partir de 5.000 € y entre 3-60 meses. Además, la liquidación de los intereses que vaya generando tu Depósito Facto, se reportarán a tu Cuenta Facto cada 90 días.

Podremos gestionar nuestro Depósito Facto desde cualquier dispositivo con conexión a Internet (desde cualquier parte del mundo) y cualquier día de la semana. De este modo, no solo conseguiremos optimizar el crecimiento de nuestros ahorros, sino que además, tendremos la oportunidad de ahorrar en tiempo de gestión y obtendremos comodidad a través de los beneficios que brinda el hecho de tener la banca a distancia.

Asimismo, el Depósito Facto tiene la garantía del Fondo de Garantía de Depósitos italiano, el Fondo Interbancario di Tutela dei Depositi (FITD), que al igual que ocurre con el FGD español y la ingente mayoría de Fondos de Garantía europeos, garantiza la inversión hasta 100.000 € por parte del titular y la entidad.

Como ya adelantábamos en este artículo, otro aspecto que debemos destacar y tener en cuenta es la flexibilidad total que ofrece. Gracias al Depósito Facto, tenemos la posibilidad de ser nosotros mismos quienes tengamos las decisiones de la cantidad que queramos depositar, desde los 5.000 € hasta los 3.000.000 €. Asimismo, la duración de los plazos de las distintas imposiciones que podemos constituir gracias a la Cuenta Facto, van desde los 3 meses hasta los 60 meses. De esta manera, se nos brinda la posibilidad de escoger el día concreto de vencimiento de cada una de ellas para así poder empezar con la planificación estratégica del ahorro en base a las necesidades que tengamos.

La última de las ventajas se centra en la ausencia de comisiones. No tiene sentido el hecho de contratar un producto de ahorro por su rentabilidad si se ve perjudicada por el hecho de que existan comisiones. A través de la Cuenta Facto y el Depósito Facto, tendremos la posibilidad de contar con productos libres de comisiones tanto de apertura como de mantenimiento, un aspecto muy interesante a tener en cuenta. Los servicios de banca a distancia asociados, así como las transferencias que no sean urgentes dentro de la zona SEPA también son gratuitas. Cuenta Facto es una cuenta corriente remunerada, así que mientras el dinero no se encuentre depositado en alguna imposición, tendremos la posibilidad de disfrutar de una rentabilidad del 0,20% TAE con una liquidación mensual de intereses.

Ahora que conocemos cuáles son las ventajas del Depósito Facto, es el momento perfecto para hacer uso de él y observar cómo el dinero que hemos ahorrado obtiene la rentabilidad que merecemos.

*TAE del 1,306% (1,30% TIN) para un depósito a 12 meses y TAE del 1,004% (1,00 % TIN) para un depósito a 6 meses. A partir de 5.000 € y con liquidación cada 90 días. Oferta para particulares. No existe el derecho a la cancelación anticipada.

Comentarios

¿Cómo sacar rentabilidad a tu dinero fácilmente?