Posicionarse en Internet en tiempos de coronavirus

Adaptar la estrategias de visibilidad en el mundo digital es mucho más necesario en épocas como esta en la que las búsquedas se disparan


PATROCINADO

Cuando el coronavirus cambió por completo nuestras vidas allá por mediados de marzo, eran muchas las empresas que luchaban ya desde hace meses por lograr una posición en el universo de Internet para salir primeros en las búsquedas cuando alguien teclease en Google. Por supuesto, cuando alguien teclease algo directamente relacionado con el tipo de negocio o sector afín a lo que ofrece y en una zona geográfica concreta, por ejemplo, “fontanero en Vegadeo”. Esa es la magia del SEO, dirán mucho, pero de mágico no tiene nada sino que supone meses -incluso años- de trabajo de posicionamiento en todo el esqueleto digital del que ahora hablaremos para poder salir bien arriba cuando alguien busca un servicio y el servicio, precisamente, somos nosotros.

A principios de este 2020 saltó a los medios gallegos una polémica en torno al sector del taxi en el concello coruñés de Sada. Resulta que cuando alguien buscaba en Google “taxi sada”, el resultado que salía destacado era el de un particular que prestaba sus servicios de traslado de forma privada por lo que quitaba negocio al resto de profesionales y acabó originando una demanda por parte del colectivo para poder regular el sector en el municipio. El aludido, es decir, el taxista privado que salía bien posicionado en el buscador, alegó -tras ser requerido por varios medios de comunicación- que él lo único que había hecho había sido contratar a una empresa la creación de una página web para poder publicitar sus servicios de transporte discrecional y que la empresa de Mountain View lo había tenido en cuenta facilitando su contacto a aquellos que así lo buscaran en Internet. Así pues, el algoritmo de Google prima a Taxi Sada Número 10, que registró el dominio taxisada.com, donde anuncia una atención 24 horas y, además, permite realizar reservas directamente desde su sItIo web. A la situación tampoco ayudó que las 20 licencias de taxi existentes en Sada no están agrupadas en ninguna asociación como Radio-taxi o Tele-taxi.

Si trasladamos este caso reciente a los tiempos actuales en los que la demanda de diferentes servicios a domicilio se ha disparado de forma exponencial, la conclusión es fácil: es necesario que hablen bien de ti -el famoso boca a boca- pero también hay que saber jugar las cartas que uno tiene para poder ser encontrado en Internet y salir en las primeras posiciones para ganar volumen de negocio. Y con más motivo, ya que "el SEO es una de las ramas del marketing online más rentables y estables actualmente" según cita Borja Aranda, consultor SEO independiente. Aranda se dedica al posicionamiento web Oviedo y asesora a todas aquellas pequeñas y medianas empresas que quieran potenciar su negocio en la ciudad asturiana.

Algunas de las claves para que una buena estrategia SEO llegue a buen puerto, es decir, permita generar negocio por estar bien posicionado en el mundo digital pasa por tener un sitio web bien estructurado, es decir, jerarquía de los títulos de las páginas, imágenes bien tituladas, enlaces internos bien trabajados, buena velocidad de carga, que sea responsive, etc. También es importante trabajar bien las palabra clave por las que queremos que nos encuentren. Por ejemplo, si nos dedicamos a la costura y arreglos en la ciudad ovetense queremos que nos encuentren por términos como “arreglos ropa Oviedo” o “costurera Oviedo”. Ayuda mucho el hacer una lista extensa de términos por los que podría posicionarse el negocio. Crear contenido de valor en la página web es un punto fuerte de la estrategia, es decir, tener artículos que hablen -por ejemplo- sobre qué telas utilizar para un disfraz en concreto un vídeo sobre cómo subir los bajos a un pantalón de manera sencilla o, etc. Se trata de crear información de interés que un potencial cliente pueda encontrar y acabar contratando esos servicios. Para ello, es básico también conocer a la audiencia a la que uno se dirige ya que adaptar el mensaje al públio objetivo ayuda enla consecución de objetivos. Y por último, pero no menos importante, es vital medir los resultados de la estrategia aplicada ya que “lo que no se mide, no se puede mejorar”.

Comentarios

Posicionarse en Internet en tiempos de coronavirus