Infiniti Q60, un duro rival para los coupés de alta gama

El nuevo modelo de la firma japonesa está en óptimas condiciones de luchar en un segmento reservado, hasta hace poco tiempo, a las marcas premium tradicionales


Redacción

Infiniti acaba de presentar el nuevo Q60, un coupé deportivo de alta gama que combina un expresivo y atractivo diseño con unas altas prestaciones y un generoso equipamiento. Con dos puertas, cuatro plazas, 4,69 metros de longitud y dos potentes motorizaciones, el nuevo modelo de la firma japonesa está en óptimas condiciones de luchar en un segmento, hasta hace poco tiempo, reservado a las marcas premium tradicionales.

El nuevo Q60 jugará un importante papel en el crecimiento de Infiniti a nivel mundial y reactivará su presencia en el segmento de los coupés deportivos de la gama alta. Se ha diseñado para ofrecer una experiencia de realmente cautivadora por su espectacular diseño, que radia deportividad por sus cuatro costados. Los ingenieros han empleado en este nuevo Q60 los patrones de diseño propios de Infiniti para transmitir dinamismo, representando así una expresión visual desafiante del potencial en el rendimiento  del coche. En esos patrones destaca especialmente la parrilla frontal de doble arco y los montantes C en forma de media luna, o la dimensionada parte trasera que permiten identificar al Q60 como un modelo Infiniti. Los faros de LED, con tecnología Light Guide que permite distribuir la luz de forma homogénea, están diseñados para emular la forma del ojo humano. Los espejos retrovisores, montados en las puertas, acentúan la posición baja del Q60 y su impecable aspecto de coupé, además de estar diseñados para mejorar el flujo de aire por los flancos del coche, a la vez que ofrecen un amplio ángulo de visibilidad trasera. Destacan también las llantas de aleación de aluminio de 19 pulgadas de nuevo diseño.

Este nuevo Q60 que se comercializa bajo dos niveles de equipamiento, Premium y Sport, dispone de dos motorizaciones de gasolina asociadas a una caja de cambios automática de siete marchas. Por un lado está el motor 2 litros y cuatro cilindros que desarrolla una potencia de 211 CV con tracción trasera. La versión más potente la protagoniza el innovador motor de alto rendimiento V6 biturbo de tres litros, ligero y sofisticado, que alcanza los 405 CV de potencia. La transmisión de este modelo dispone de un sistema de tracción integral inteligente (AWD) de tracción trasera que proporciona una mayor estabilidad en carretera en condiciones en las que haya poco agarre, distribuyendo por defecto un par 50/50 entre las ruedas delanteras y traseras. Junto a la nueva dirección adaptativa y el sistema de suspensión digital, que montan ambas versiones, el resultado es un coupé deportivo premium diseñado y fabricado para ofrecer las mejores prestaciones.

En el interior, la innovación tecnológica es sinónimo de unos niveles de confort y practicidad máximos al posibilitar un espacio refinado, tanto para el conductor como para los acompañantes, con un extenso equipamiento. Destaca, entre otros elementos, el sistema de control central In Tuiton de Infiniti, la última generación de configuración y entretenimiento más avanzado de esta marca. Actualizado gracias a un procesador más rápido que ediciones anteriores de este sistema, permite ahora a los ocupantes personalizar el entorno del interior en función de sus preferencias, pudiendo ajustar la temperatura, las posiciones de los asientos, los ajustes audiovisuales, la navegación, etcétera. Cuenta además, en el equipamiento, con los últimos avances en materia de seguridad pasiva y activa y de confort.

Conoce nuestra newsletter

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Tags
Comentarios

Infiniti Q60, un duro rival para los coupés de alta gama