El nuevo Opel Grandland X avisa de la fatiga del conductor

Su sistema de alerta consta de tres niveles de aviso al conductor, cada cual más incisivo


Redacción

El nuevo SUV compacto de Opel, el Grandland X, que llegará al mercado español a finales del próximo mes de septiembre, ofrecerá importantes medidas de seguridad entre las que destaca el aviso de la fatiga del conductor, así como otros novedosos y ultramodernos sistemas de asistencia encaminados a ofrecer una conducción más segura y confortable.

Un reciente estudio en Alemania sobre la conducción en carretera dio como resultado que los conductores que se quedaban dormidos fueron responsables de uno de cada cuatro accidentes mortales. Los sistemas que están diseñados para reconocer los signos de fatiga del conductor los llevan instalados preferentemente los automóviles denominados premium. Sin embargo ahora Opel ofrece esta tecnología a su amplio espectro de clientes incrementado la seguridad a bordo en este nuevo crossover compacto y deportivo, cuyo precio parte desde los 25.100 euros.

El detector de fatiga del conductor en el nuevo Grandland X provoca una advertencia si la trayectoria del coche sugiere agotamiento del conductor o detecta falta de atención, emitiendo un mensaje a la persona que va al volante y una señal acústica. Este sistema dispone de tres niveles de funcionamiento. En el primer nivel, el sistema emite un mensaje en el cuadro acompañado de un aviso acústico cuando el conductor lleva conduciendo más de dos horas por encima de 65 kilómetros a la hora, recomendándole hacer una parada. El aviso se repite cada hora y el contador se resetea cuando se inicia un nuevo trayecto. En un segundo nivel, el sistema emite también un mensaje en el cuadro acompañado de un aviso acústico cuando detecta bien una corrección brusca de la trayectoria o bien una trayectoria irregular. Después de tres avisos de nivel 2, el sistema pasaría a un tercero enviando un nuevo mensaje y una alerta acústica de mayor volumen. El sistema vuelve a reiniciarse conduciendo durante 10 minutos consecutivos de manera adecuada o durante 15 minutos por debajo de 65 kilómetros por hora.

Pero además el Grandland  X lleva también novedosos y ultramodernos sistemas de asistencia como la alerta de colisión delantera con frenado automático de emergencia y detección de peatones, asistencia avanzada de aparcamiento y la cámara de visión 360º. Es de destacar, entre otras muchas tecnologías que incorpora el nuevo SUV compacto de Opel, el sistema de control de crucero automático con función de parada que mantiene la velocidad y la distancia seleccionada con el vehículo precedente frenando o acelerando automáticamente, aumentando de esta forma tanto la seguridad como el confort en la conducción.  

Valora este artículo

0 votos
Tags
Comentarios

El nuevo Opel Grandland X avisa de la fatiga del conductor