El Volvo XC40 estrena la gama Recharge

Es la denominación de la marca sueca para sus modelos eléctricos e híbridos enchufables

El Volvo XC40 estrena la nueva gama Recharge
El Volvo XC40 estrena la nueva gama Recharge

redacción

Volvo estrena en el modelo XC40 la nueva gama Recharge, denominación elegida por la marca sueca para todos sus modelos eléctricos e híbridos enchufables. Esta nueva oferta está compuesta por el XC40 T4 Twin Engine, que recibe mejoras en su diseño, acabados y equipamiento con la llegada de la nueva gama Recharge; y por un modelo completamente nuevo el XC40 P8 AWD Recharge, que se convierte en el primer modelo totalmente eléctrico de Volvo.

El Volvo XC40 T5 Recharge fue el primer híbrido enchufable basado en la plataforma modular compacta CMA y esta nueva versión T4 sigue idéntico camino. Con esta arquitectura Volvo traslada a la categoría compacta las ventajas que ofrece la arquitectura escalabre de productos (SPA) desarrollada para las series grandes de la marca sueca, en seguridad, propulsión, electrónica e infoentretenimiento. Ambos modelos se benefician de una de las principales ventajas de la arquitectura SPA y de la plataforma compacta CMA: su flexibilidad en la electrificación de los sistemas de propulsión. Gracias a ello y al tamaño compacto de la batería, la funcionalidad versátil del habitáculo y el espacio disponible en su interior no se ven afectados lo más mínimo. Y la capacidad de carga del maletero es la misma que en las variantes de propulsión convencional, 460 litros. 

Volvo ha integrado por primera vez en el XC40 un motor de gasolina de tres cilindros turboalimentado de la familia Drive-E, rediseñado por completo, y un sistema híbrido enchufable. Con 1.5 litro de cilindrada en ambos casos, este motor de gasolina desarrolla 180 CV de potencia en el XC40 T5 Twin Engine, mientras que en el XC40 T4 la potencia es de 129 CV. El motor eléctrico aporta 82 CV en las dos versiones, por lo que la cifra combinada de potencia es de 262 CV en el T5 y 211 CV en el T4. Igualmente en las dos versiones la transmisión de potencia se consigue gracias a una nueva caja de doble embrague de siete velocidades con tecnología de cambio eléctrico por cable. Gracias a sus dimensiones extremadamente compactas, tanto el motor de tres cilindros como el eléctrico están alejados en el tren delantero. El sistema de propulsión compacto funciona como híbrido paralelo: los dos motores pueden propulsar el vehículo por separado o de forma conjunta.

Todos los modelos Volvo Recharge híbridos enchufables permiten disfrutar plenamente de la experiencia de la conducción puramente eléctrica y sin emisiones locales. Viajar sin ruidos ni vibraciones y con una entrega suave, progresiva es instantánea traslada al conductor a una dimensión completamente nueva. En el modo de conducción eléctrica Pure, el híbrido enchufable tiene una autonomía de hasta 56 kilómetros y podría circular a una velocidad máxima de 125 kilómetros por hora.

Conoce nuestra newsletter

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Comentarios

El Volvo XC40 estrena la gama Recharge