Resiste Pedro Sánchez, resiste


De nuevo liad@s con la formación de gobierno, ya que hasta que no se vote en las convocatorias electorales vascas y gallegas, las negociaciones de los partidos en la formación de gobierno están bloqueadas públicamente. Bajo esta tesitura, por lo tanto, los representantes del bipartidismo de la troika euroalemana siguen sin confluir, por mucha presión que la oligarquía financiera haga a la derecha y a la izquierda neoliberal. Ante esto, a las clases trabajadoras solo nos cabe pedir a los actuales dirigentes del PSOE, que no se suiciden, que resistan las presiones de los neoliberales corruptos internos y de la banca, que solo pretenden que paguemos sus deudas y sus crisis, que den una batalla pública por la formación de un gobierno del pueblo con Unidos Podemos, bajo la base de un acuerdo programático contra las políticas de austeridad y de regeneración democrática con una propuesta táctica, posible o no de realizar, dirigida a los partidos parlamentarios y como compromiso con el pueblo.

Cuando este tipo de reflexiones políticas salen a la luz, necesariamente salta la duda lógica ¿pero, es éste el gobierno que nos va a sacar de la crisis económica capitalista y creará de empleo? la respuesta solo puede ser que no, que difícilmente se puede dar esta posibilidad, ya que los sujetos económicos y políticos a transformar están en un marco político de momento inalcanzable por falta de correlación de fuerzas y aliados, tanto en el estado español, como en Europa. Algo se está intentando con las reuniones que está convocando el gobierno progresista griego, en su intento de construir un frente institucional, que rompa la hegemonía del neoliberalismo alemán en las instituciones europeas. Este es uno de los caminos, pero las fuerzas democráticas y progresistas de Grecia, Portugal, España y del resto de Europa, deben avanzar con más fuerza y unidad en el objetivo de liquidar las políticas de austeridad.

Pero las dudas continúan, especialmente en los ámbitos de comunicación alternativos ¿Si este gobierno no nos puede sacar a las clases trabajadoras de la crisis económica, porqué debemos apoyarnos en los socialistas, que hasta ahora, sus cargos públicos han tomado parte por la oligarquía neoliberal burguesa y por la corrupción? Esta pregunta se la está haciendo muchos sectores populares. En general las masas obreras, toman la decisión en base a criterios tan sencillos como votar al “menos malo” y otros, bajo el sopor subjetivo de la niebla que todo lo nubla en su infantilismo radical, también en base a la economía de esfuerzo, la respuesta es ¿para qué? «Si la misma mierda es» liando la parte con el todo de los distintos planos políticos, en esta batalla táctica.

En este debate para la formación de un gobierno en España, que en diciembre cumplirá el año y si de esta no se resuelve, lo superará. Los comunistas por la confluencia y otros muchos ya lo hemos dicho. Podemos, Izquierda Unida y las confluencias han roto el bipartidismo, siendo ratificado en estas últimas elecciones parlamentarias a los cuarenta años del pacto de su creación. A las políticas de austeridad de los neoliberales de derechas y de izquierdas les ha salido una alternativa política democrática y progresista, con una importante participación de los sectores revolucionarios, que se llama Unidos Podemos más confluencias, que combate las políticas de austeridad de la troika europea, estilo Zapatero y que cualquier gobierno que las vuelva a aplicar significaría su derrota en las urnas. Porque hay una alternativa electoral de masas, que es la que está impidiendo, que las viejas políticas del bipartidismo neoliberal puedan volver a gobernar.

Desde esta situación, en la que las fuerzas históricas del bipartidismo son incapaces de formar gobierno, a pesar de que tienen el 80% del parlamento, tendríamos que preguntarnos ¿pero que nos jugamos tras el resultado electoral vasco y gallego, que tan complejo es formar un gobierno? Muy sencillo, con las amenazas económicas, la troika neoliberal europea pretenden que el partido socialista, como partido del bipartidismo neoliberal menos votado, con su secretario general en cabeza, se sacrifiquen y busquen la fórmula para que la propuesta de gobierno del PP y Cs, salga con la mayoría parlamentaria suficiente  para que pueda formar un gobierno de austeridad, que ejecute los recortes necesarios a los bienes públicos del estado de bienestar, como pensiones y salarios en las administraciones públicas ¿Y por qué ahora y antes de las elecciones no? Porque el PSOE de Pedro Sánchez, ya paga las consecuencias de los recortes del gobierno de Zapatero y estas elecciones vascas y catalanas lo sepultarán mucho más. Pero si permitiera ahora un gobierno del PP, sabe que desaparecería del escenario político vasco y gallego.  En un periodo de unos dos años, estos recortes pueden presuponer más de 20.000 millones de euros para reducir el déficit público, a costa de servicios públicos, salarios y pensiones.

Por eso, las clases trabajadoras ante este dilema político que tenemos para la formación de gobierno en España, solo podemos decir a l@s actuales dirigentes del PSOE, que resistan. Que en España es posible otra política, igual que en el conjunto de Europa. Que resista a las presiones internas de los felipes, guerras, bonos, corcueras, sevillas o rubalcabas, que solo representan a los que llaman la casta, denunciada públicamente por su enriquecimiento ilegítimo a costa de su función pública institucional. Que resistan a los barones como la andaluza Susana Díaz, el asturiano Javier Fernández o el extremeño Fernández Vara, que para ellos, la trama de la abstención en el parlamento para que el PP forme gobierno, es un problema de libertad de expresión dentro del PSOE y no una posición liquidacionista del partido. Que el momento de estas declaraciones de barones criticando a la ejecutiva del PSOE, a toda página en los medios de comunicación, solo sirvieron para tapar la información, de que otra corrupta como la Rita Barberá, no renuncia a su escaño de senadora para seguir aforada ante la justicia. Que el problema no es un gobierno presidido por Rajoy, que el problema es un gobierno del PP y Cs. 

¿Qué pedimos a los nuevos dirigentes del PSOE? Que resistan estas presiones y que lleguen a un acuerdo de gobierno, sin cheques en blanco, de antiausteridad y de regeneración democrática con Unidos Podemos y las confluencias. Pedimos que no permitan a los lacayos de los barones corruptos, que traicionen con su voto en el parlamento, las aspiraciones de justicia e igualdad del socialismo honrado dando el gobierno al PP mediante el voto o la abstención, que no cometan el mismo error que Zapatero. Que no os suicidéis, que vale más la exclusión del partido de toda la corrupción y corruptos internamente, que la inculpación colectiva de un partido del pueblo con más de cien años.

Deseamos un gobierno del pueblo, que no privatice servicios ni empresas públicas, que no recorte pensiones ni salarios. Que como en los ayuntamientos donde gobernamos en conjunto, se pueda dar la regeneración democrática, la eliminación de privilegios y la búsqueda de salidas favorables para los sectores populares más desfavorecidos. Tácticamente, por la realidad deplorable de los sectores revolucionarios, en política solo nos queda este camino, por encima de egos y caprichos del cuerpo. El proceso de acumulación de fuerzas va a ser muy largo y en este proceso de táctica a largo plazo, no se trata de ratificarnos en lo que ya sabemos, porque la experiencia y la historia ya nos lo ha explicado, se trata de transformar el pensamiento del pueblo y del nuestro si es necesario, que lo es en profundidad, para adaptarlos a la realidad social.

Los procesos de acumulación de fuerzas del pueblo se hacen paso a paso, con ello reivindico la necesidad del conocimiento de la realidad concreta que vivimos, tal como Michel Foucault nos lo explica en “la inquietud por la verdad” y toda su obra, por no exponer el método de conocimiento de Mao. Nos toca aprender y expandir sin medios de comunicación de masas, sabiendo que solo contamos con nuestra intervención militante y altruista en las organizaciones de masas y las instituciones, para adaptarnos a la nueva realidad social, en una situación de crisis global del sistema capitalista, para transformar la conciencia del pueblo, para avanzar en el proceso de emancipación de clase.

Valora este artículo

2 votos
Comentarios

Resiste Pedro Sánchez, resiste